SUSCRÍBETE A MUCHO MÁS QUE UN BUEN CAFÉ Y RECIBE UNA MÁQUINA NESPRESSO POR 1 € Saltar al contenido

¿Cómo conciliar el sueño en una noche tropical?

Cómo dormir por la noche con mucho calor

En España el verano es cada vez más largo y caluroso. Así lo afirma la Oficina Nacional de Meteorología (@AEMET_Esp) tras analizar los datos recogidos desde 1971 sobre la evolución de las temperaturas. Cada vez hace más calor y el fenómeno conocido como noches tropicales está demostrando que «se ha vuelto familiar».

Estas noches de verano, en las que es difícil o imposible conciliar el sueño, afectan especialmente a los niños y a los ancianos, que no pueden descansar lo necesario para sentirse bien al día siguiente. Durante el día, el calor sofocante es difícil de soportar, pero si las temperaturas mínimas no bajan lo suficiente hasta el anochecer y no descienden por debajo de los 20 ó 21 grados, simplemente no podemos dormir, y el insomnio puede incluso provocar nerviosismo y ansiedad.

¿Qué puede hacer para descansar en una noche tropical?

Las altas temperaturas, que tampoco descienden por la noche, obligan al organismo a realizar esfuerzos adicionales para mantener su temperatura corporal en un nivel adecuado. Sudamos más, nuestras venas y arterias se dilatan, parece que nos falta el aire…

Como explica el Ministerio de Sanidad, Consumo y Seguridad Social (@sanidadgob), es importante estar atento a cualquiera de estos síntomas para evitar el temido golpe de calor. Beber mucho líquido, permanecer en lugares frescos, no hacer deporte durante el día… son medidas importantes para combatir el calor, pero ¿qué ocurre cuando llega la noche y parece imposible dormir? Aquí tienes algunos consejos para conciliar el sueño en una noche tropical sin aire acondicionado:

  • Prepare la habitación para que se mantenga lo más fresca posible. cuando sea el momento de descansar. Las persianas deben estar cerradas durante el día para evitar que la luz natural aumente la temperatura. Ventilar sólo por la mañana y luego por la noche. Además, evite tener un aparato encendido en la habitación donde duerme. Un televisor, un ordenador conectado o incluso un simple teléfono móvil o una tableta… aportan más luz y calidez a la habitación.
  • Evite las actividades estresantes (incluido el ejercicio) en las horas previas a la hora de acostarse.
  • Sin embargo, si quieres ducharte para dormir bien, hazlo con agua caliente, no fría.
  • Procura que la ropa de cama también te dé menos calor del que puedas soportar. Las sábanas de algodón transpirable son las mejores para las noches largas en las que la habitación parece una sauna.
  • Si no puedes dormir no des vueltas en la cama durante horas. Lo mejor es levantarse y «lavarse» durante unos minutos (beber un vaso de agua adicional para hidratarse) antes de intentar volver a dormir.



Otros articulos que te pueden interesar:

¿Te ha parecido útil esta comparativa?

Deja un comentario