SUSCRÍBETE A MUCHO MÁS QUE UN BUEN CAFÉ Y RECIBE UNA MÁQUINA NESPRESSO POR 1 € Saltar al contenido

Cómo limpiar y desinfectar adecuadamente tu teléfono móvil

esinfectar tu móvil de virus y bacterias

Usamos los smartphones incluso mientras dormimos, pero a veces descuidamos la higiene de la pantalla sobre la que a menudo apoyamos los dedos: una montaña de bacterias descansa sobre ella. Algunos consejos útiles para desinfectar el teléfono móvil

Hoy, más que nunca, sentimos la necesidad de desinfectar todo, desde las manos hasta los zapatos y la ropa, ya que la pandemia ha cambiado considerablemente nuestros hábitos. Los gérmenes y las bacterias pueblan y colonizan todos los lugares y superficies que tocamos. De hecho, el smartphone es ahora el objeto que más utilizamos durante el día y es un microcampamento para todo tipo de bacterias. Por lo tanto, es necesario limpiarlo de vez en cuando.

PASOS A SEGUIR

Para limpiar y desinfectar correctamente nuestros teléfonos móviles, hay que evitar el exceso de humedad que puede perjudicar su funcionamiento. Por eso no utilizamos sprays ni productos químicos y no lo sumergimos en líquidos. La mayoría de los teléfonos móviles tienen una capa oleofóbica que mantiene la pantalla limpia y evita las manchas, como las huellas dactilares. Esta capa puede ser atacada por el uso de productos químicos. Por lo tanto, evite utilizar lejía o productos de limpieza tradicionales.

Este tipo de limpieza y desinfección Utilizamos un paño sin pelusa o una gamuza (que puede ser útil para limpiar los cristales), agua y jabón, y toallitas con alcohol o desinfectantes.

Empieza por apagar el aparato (para no dañarlo) y limpiarlo con un paño suave y sin pelusas empapado en un poco de agua y jabón (comprueba la cantidad de agua necesaria).

A continuación, examinamos las superficies del móvil, un paño humedecido con alcohol isopropílico al 70% u otro paño con una solución de agua y alcohol para lograr la desinfección. Por último, secamos bien el aparato y nos aseguramos de que no entre humedad en las ranuras.

Y también

Por no hablar de las fundas de los teléfonos móviles, que también hay que limpiar y desinfectar. Asegúrese de que está completamente seco antes de montarlo, para evitar que la humedad se transfiera al teléfono.

Cuando limpies tu teléfono, presta especial atención a las lentes de la cámara para evitar arañazos.
Por último, debemos reiterar que debemos lavarnos las manos varias veces al día. Lavarse las manos regularmente con agua y jabón o con un desinfectante de manos a base de alcohol ayuda a eliminar los gérmenes de las manos. Esto incluye, por supuesto, la limpieza y desinfección de los teléfonos móviles, que a menudo entran en contacto con las manos.

¿Te ha parecido útil esta comparativa?

Deja un comentario