Joven con Síndrome de Down que domina 4 idiomas, da charlas y toca el violín

Joven con Síndrome de Down que domina 4 idiomas, da charlas y toca el violín

El relato de Emmanuel aparentemente destruye todas esas falsedades sobre las personas con Síndrome de Down


Emmanuel es un joven de 20 años de edad con un dominio fluido del inglés, español, francés y latín. Siendo todavía un adolescente, sus habilidades con el violín se destacan, habiendo actuado con orquestas sinfónicas e incluso siendo ponente en los EEUU y diversos países.

Se llama Emmanuel Joseph Bishop y debido a su historia, podemos decir se trata de un verdadero genio en comparación con la mayor parte de las personas jóvenes que tienen su misma edad. Esta historia es tan impactante que ha recorrido gran parte del mundo gracias a las redes sociales.

Hoy en día, es bastante complicado hallar un talento similar al de Emmanuel. No obstante, el relato de Emmanuel se presenta como un huracán capaz de destruir todas las falsedades sobre las personas que padecen este síndrome . Este joven americano vino a mostrar todas sus posibilidades, demostrando ante el mundo sus capacidades.

El objetivo de su trabajo es enseñar a las personas con diferentes habilidades que están igualmente dotadas para mostrárselas al mundo.

Se trata de un joven talento

Nació el 16 de diciembre de 1996 en la localidad estadounidense de Grafton. Desde muy pronto empezó a asombrar a todas las personas que se encontraban a su alrededor. Cuando tenía dos años ya estaba leyendo y a los tres años ya era capaz también de leer las cartas en francés en un colegio de Ilinóis.

A la edad de seis años, había leído el mensaje de apertura de la convención anual de la Sociedad Nacional del Síndrome de Down. Fue en tres idiomas frente a un auditorio con más de 600 personas. A esta edad ya estaba empezando a aprender a tocar un violín, que es una de sus mayores vocaciones.

El desarrollo en la vida de Emmanuel se produjo a un ritmo vertiginoso. A los ocho años de edad montaba en la bicicleta y fue medalla en las Olimpiadas Especiales que se celebraron en su estado, en las que ganó los 200 y 400 metros libres. Después de dos años, consiguió diversos récords de natación en la modalidad junior en diversas pruebas de nado.

 

Vídeo Charla de Emmanuel Joseph Bishop

Cuando tenía 12 años de edad ofreció un concierto como violinista en el 10º Congreso Mundial sobre el Síndrome de Down, celebrado en Irlanda en el año 2009. Asimismo, en ese mismo evento, ofreció una ponencia durante una de las jornadas de colaboración.

Después de haber sido elegido como asistente de su parroquia, a los catorce años de edad obtuvo el sacramento de la confirmación. En el año 2010, cumplió uno de sus sueños cuando en el Día Mundial de los Caídos le invitaron a que tocara con una orquesta sinfónica en Turquía.

Su objetivo consiste también en apoyar a otros niños y niñas.

Emmanuel recibió su educación en el hogar de sus progenitores, los cuales jamás tuvieron dudas sobre sus capacidades. Mediante el empeño y la constancia, este muchacho superó todas las limitaciones de su condición. De modo que el principal propósito de Emmanuel no fue otro que ser un referente de otros niños en su misma situación.

En sus exposiciones, expone lo más destacado sobre su vida, es un adolescente que tiene síndrome de Down y con inquietudes, le gusta el ejercicio físico, hacer música, y con frecuencia, la natación y el ciclismo.

Tiene cuatro objetivos divididos en 4 aspectos:

  1. Resaltar las capacidades, los talentos y las potencialidades que tienen los niños y niñas que están en su misma situación.
  2. Derribar los mitos sobre las escasas aspiraciones atribuidas a los niños con síndrome de Down.
  3. Mostrar que el placer de la vida no se contrapone a estas personas.
  4. Evitar la repercusión que supone el hecho de que todo lo que se ha dicho y escrito sobre el síndrome de Down
    proviene de individuos que no padecen dicha condición.

Todo un ejemplo a seguir

En la reunión anual de la Trisomía 21 en Houston, Texas, tuvo lugar el resultado esperado como consecuencia de todo el impulso. En esa ocasión, Emmanuel inspiró a todo el mundo mediante sus experiencias en relación a sus viajes internacionales, así como sus estudios y también con el violín. Hasta habló sobre el idioma francés, haciendo comentarios acerca de las piezas de arte que admiró a lo largo del viaje a París. A continuación, contestó a las cuestiones relativas a su propia vida y despejó todas las dudas que le planteaba el público.

Con su testimonio, en el que se destaca más su capacidad de superarse que sus conocimientos aprendidos, representa todo un estímulo, una fuerza tanto para el niño con síndrome de Down como para sus familiares. Nadie está solo. Todos tienen una gran utilidad en la sociedad, a menudo incluso más de lo que pueden imaginar.

 

 

 

La vida más fácil

Si puedes por favor, ayúdanos a que esta información llegue al mayor número de personas posibles. Lo único que tienes que hacer es click en los botones que hay abajo y darle a compartir en tus redes sociales.

Muchas gracias por ayudarnos en la difusión.

Deja una respuesta