Señora con síndrome de Down, rechazada de una conferencia para evitar “asustar” a otras personas

Señora con síndrome de Down, rechazada de una conferencia para evitar “asustar” a otras personas

En el evento de Medisalud, otros participantes se marcharon solidariamente por la injusticia que se estaba cometiendo con Julia.


Una señora de 49 años, llamada Julia, acabó siendo expulsada el pasado martes de una charla de negocios en un hotel de Motilla del Palancar (Cuenca) porque tiene síndrome de Down, de acuerdo con la denuncia que presentó Ascensión Leal, hermana suya que la acompañaba al evento. A su juicio, un responsable de la empresa Medisalud habría justificado la decisión de expulsarla alegando para ello que “podría asustar a la gente”.

Asimismo, Ascensión Leal declaró su voluntad de proceder a la denuncia pese a que el responsable de la empresa les llamó la mañana de hoy para pedir disculpas y solicitarles que no prosiguieran con la denuncia. Leal afirma al respecto y asegura lo siguiente: “La dignidad de mi hermana está por encima de todo”.

De acuerdo con las declaraciones efectuadas por Ascensión Leal a las oficinas de Efe, al entrar en el recinto en el que se celebraba la conferencia, acompañadas por varios vecinos, el comercial manifestó que era preferible que no acudiera su hermana, “porque podía molestar a los asistentes y cosas por el estilo”. “Fuimos a buscar una silla y él lo negó y dijo que no podía estar allí” e inclusive les propuso que dejasen a la hermana en la calle y acudieran a la charla. “Intentamos dialogar con él, pero no hubo manera y luego los tres nos fuimos y también salieron más personas del acto”, agregó.

Un evento mercantil

La empresa Medisalud comercializa en eventos comerciales productos tales por ejemplo, ionizadores de agua, mesoterapia o presoterapia, a los cuales invita a las personas y asegura la entrega de un importante obsequio “sólo por asistir”, que en este caso se trata de un “smartphone”.

Por su parte, Jorge García, abogado de MediSalud, ha rechazado la interpretación de las hermanas y asegura al respecto que “en ningún momento se dijo nada a la mujer con síndrome de Down”. Comenta también que se invitó a una de las mujeres a la tertulia publicitaria, “que podía ir con un acompañante” y que “estaban enfadadas” ya que no quisieron regalarle un teléfono inteligente a cada una, sino “que se lo regaló a una, según se indica en la invitación”. Para García, “sería una tontería hacer comentarios de este tipo en un evento comercial”.

Familia muy conocida en Motilla del Palancar

En este sentido, Pedro Tendero, alcalde de Motilla del Palancar, ha asegurado a la prensa que “la empresa está poniendo excusas porque había otra pareja que podía corroborar la expulsión”. En el caso de Julia, se trata de una familia muy conocida en la localidad, que habitualmente acuden juntas las tres hermanas y el marido de una de ellas a los actos del ayuntamiento y que recientemente dejaron a estas tres hermanas acudir a un viaje que organizaba la comisión de mujeres a Benidorm.

Según la opinión del alcalde, quien se muestra muy indignado respecto al suceso, “la empresa ha llegado a decir que eran personas problemáticas, lo que hace el caso más injusto todavía, y eso no es cierto porque nunca han dado la más mínima molestia”.

El hotel que alquilaba el salón fue objeto de ataques

El Cermi Castilla-La Mancha “lamenta y condena” el hecho denunciado por los familiares de Julia y cree firmemente que se trata de un hecho “gravemente discriminatorio” y representa “una violación de los derechos más elementales de toda persona”. Asimismo, ha exigido a la justicia y a la propia administración de la región actuar para verificar rápidamente los hechos denunciados y, de confirmarse, imponer sanciones a esta empresa con el fin de que no vuelvan a repetirse.

Incluso el alcalde de Motilla también defiende al hotel de la localidad en el que se organizó el ataque, que sufre a través de las redes sociales. “El hotel alquiló una habitación a una empresa, que fue la encargada del evento y no tienen la culpa de lo ocurrido. También me toca a mí defenderlos como vecinos. Es injusto involucrarlos o denigrarlos“. Por otra parte, se ha visto otra empresa con un nombre similar a Medisalud, que también ha sido denigrada a través de Twitter a causa del error en las informaciones iniciales por parte de ciertos medios informativos.

Cuando está lloviendo sobre mojado

La denuncia presentada por Julia y su familia se añade a la de muchos otros colectivos de discapacitados a los que se ha marginado, apartado o eludido en actos de entretenimiento o de carácter público. La pasada primavera, la Federación Catalana de la Discapacidad Intelectual (Dincat) planteó a los partidos políticos de Cataluña una ley para hacer frente a este tipo de agresiones contra colectivos débiles mediante la imposición de sanciones. “Todos los grupos parlamentarios estuvieron de acuerdo pero la propuesta se ha detenido porque no hay Parlamento”, declara Rosa Cadenas, responsable y presidenta de la entidad.

Situaciones tales por ejemplo, como la prohibición de entrada a varios colectivos a los pubs, como uno de la ciudad de Lleida y otro de la ciudad de Almería, o la negativa a aceptar a ocho personas en un hotel de Vinarós, contribuyeron a aumentar la sensibilización con el fin de impedir cualquier tipo de trato discriminatorio contra el colectivo. “Con la repercusión que han tenido en los medios de comunicación, hay más quejas y más rechazo“, confiesa Cadenas.

 

La vida más fácil

Si puedes por favor, ayúdanos a que esta información llegue al mayor número de personas posibles. Lo único que tienes que hacer es click en los botones que hay abajo y darle a compartir en tus redes sociales.

Muchas gracias por ayudarnos en la difusión.

Deja una respuesta