Saltar al contenido

En España millones de ciudadanos están en riesgo de pobreza

Riesgo de pobreza en España

La última «Encuesta de Condiciones de Vida», correspondiente a los datos de la renta de 2018, ha sido publicada por el INE.

A pesar de la evolución favorable observada en la mayor parte de los indicadores, se confirma el aumento de la pobreza y la marginación en determinados ámbitos de la población más desfavorecida. Destaca entre ellos un incremento de la pobreza infantil, que había disminuido en 1,5 puntos porcentuales durante el pasado año y que nuevamente ha aumentado hasta el 27,4% de los niños, porcentaje que es superior en un 35% al de la sociedad adulta de 18 a 64 años.

La desigualdad también aumenta: según indican los datos, el 20% de la población más rica tiene unos ingresos netos aproximadamente 6 veces por encima del 20% de la población más pobre ( llegando a una desigualdad aún mayor que la de 2008). También se observa un aumento de la tasa AROPE en relación con el grupo considerado, como sucede en el caso de los hogares monoparentales.

«Estos datos confirman que es necesario seguir reforzando y precisando determinadas medidas, por ejemplo, el ingreso mínimo vital, que lo sitúa sobre el umbral al que se refiere a la pobreza.

En cambio, hay dos cuestiones importantes que destacan en el informe. Por un lado, la «Estrategia 2020» ha llegado a su fin y los resultados obtenidos muestran no sólo que España no ha cumplido con los objetivos previstos, sino que además los objetivos propuestos para valorar la mencionada estrategia presentan cifras aún más altas que las del principio del período. Por otro lado, se observa una mejora significativa de los datos respecto al año anterior y se continúa el camino ascendente iniciado en 2014. Pero la crisis de la COVID-19, algo inédito para la economía de España, ha hecho que desaparezcan y nos ha obligado a contemplarlos como un mínimo que se incrementará significativamente en los próximos años

Finalmente, las estadísticas oficiales señalan que la privación material severa (indicador AROPE) retomó nuevamente el proceso de descenso y actualmente alcanza al 4,7% de la población que reside en el país, lo que representa una cifra ligeramente superior a los 2,2 millones de habitantes. En efecto, pese a la notable disminución registrada, la privación material severa sigue siendo sumamente elevada, alcanzando alrededor de 560.000 habitantes por encima de la registrada en el año 2008.

A la vista sobre estos datos que publica el INE, la ‘Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social’ en el caso de España, solicita que se activen las medidas contempladas en la ‘Estrategia Nacional de Prevención y Lucha contra la Pobreza’.

A través del informe del Relator de Pobreza Extrema de las Naciones Unidas para España, el COVID-19 ha destacado las grandes deficiencias de las políticas sociales destinadas a hacer frente a esta situación de pobreza en el Estado español. En este sentido, estos datos acreditan la necesaria continuidad en el fortalecimiento y definición de medidas como la Ingreso Mínimo Vital, colocándolo sobre el umbral de la pobreza, al igual que en la cobertura de la misma para que alcance a todos aquellos ciudadanos que lo necesiten, y en la agilización del procedimiento.

Así son los nuevos pobres de España

[UltraPop_page id=»1″]

 

[jnews_block_3 include_category=»70″]