SUSCRÍBETE A MUCHO MÁS QUE UN BUEN CAFÉ Y RECIBE UNA MÁQUINA NESPRESSO POR 1 € Saltar al contenido

Consejos y trucos para despertar con el vientre plano

En nuestra vida diaria, hay una serie de rutinas que pueden tener un impacto en nuestro estómago, incluyendo ciertos hábitos nocturnos. A continuación, trataremos de enumerar algunas de las cosas que hacemos mal antes de acostarnos y que pueden repercutir en la forma en que nos levantamos por la mañana.

Nos pasamos meses haciendo ejercicio y dieta para reducir nuestra barriga, pero seguimos haciéndolo mal antes de acostarnos, lo que podría anular todos esos esfuerzos y sacrificios. Aquí están los más importantes.

Productos lácteos

Muchas personas que quieren perder peso y adelgazar la barriga suelen comer sólo yogur. Debemos decirles a estas personas que esto es un gran error.

El yogur tiene muchas propiedades positivas para nuestro organismo, pero si queremos tener un vientre plano, debemos evitarlo en la cena, ya que además de los muchos azúcares añadidos que contienen muchos de ellos, la lactosa suele ser de difícil absorción y afecta a nuestro estómago, provocando hinchazón e inflamación.

Cenar temprano por la noche

Es importante no acostarse con el estómago muy lleno o pesado. Por lo tanto, es aconsejable cenar incluso 3 horas antes de acostarse.

Deporte

Puedes convertirlo en parte de tu rutina. Haga ejercicio dos o tres horas antes de acostarse para aumentar las posibilidades de despertarse con un vientre plano.

Reducir su consumo de sal

Es cierto que somos lo que comemos. Por eso no sólo es importante reducir el nivel de azúcar en sangre antes de acostarse, sino también limitar la cantidad de sal en la última comida del día.

Los platos demasiado salados, como la comida china o mexicana, pueden hacer que te sientas hinchado.

Chicles

Muchas personas mastican chicle a lo largo del día. Estos productos pueden provocar hinchazón y flatulencias. Además, envían una señal a nuestro cerebro que estimula nuestro apetito.

Estado de estrés

El estrés y la fatiga pueden provocar a menudo la hinchazón del estómago. Por eso le aconsejamos que descanse y se olvide de sus problemas cuando se acueste.

Tampoco te obsesiones con tener un vientre plano. Se trata de desarrollar buenos hábitos, tanto en la dieta como en la vida diaria.

Dormir de espaldas

La mejor posición para despertar con un vientre plano y perder peso al mismo tiempo es dormir boca arriba. Esto aumenta la circulación sanguínea, lo que facilita la eliminación de más líquido.

La peor posición para dormir es boca abajo, ya que perjudica la digestión.

 

Otros artículos que te pueden interesar:

¿Te ha parecido útil esta comparativa?

Deja un comentario