Saltar al contenido

¿Cómo ahorrar dinero? Acciones cotidianas que le permitirán ahorrar dinero a final de mes

Cómo ahorrar dinero

Nunca se sabe lo que nos deparará el futuro y si tendremos que echar mano de nuestros ahorros para pagar cosas importantes como nuestra salud. Por eso, y para llegar a fin de mes, es importante gestionar nuestras finanzas de forma responsable. Así, tomando unas sencillas medidas en el día a día, no será difícil ahorrar dinero para los gastos de cada mes.

Ya has dado el paso más importante para empezar a ahorrar: encontrar información sobre cómo hacerlo.

Tras varios días preparando esta súper guía de ahorro, te enseñaremos paso a paso todo lo que debes hacer para ahorrar dinero.

Si lees esta guía en su totalidad y sigues los consejos al pie de la letra, ten seguro que podrás ahorrar mucho dinero y vivir una vida mejor.

En este artículo, aprenderás paso a paso cómo ahorrar dinero, y te sorprenderas viendo cómo pequeños gastos, aparentemente insignificantes, pueden cambiar tu vida.

También te daremos consejos sobre cómo ahorrar dinero cada día, y te diremos qué hacer con el dinero que ahorres para aprovecharlo al máximo.

 

¿Quieres ahorrar dinero rápidamente sin tener que leer todo el manual?

Guía de Contenido mostrar

Aquí tienes varios consejos rápidos que seguro te harán ahorrar dinero:

Reutilizar la ropa

No se trata de llevar la misma chaqueta gastada de hace 20 años y rota por mil sitios. La ropa se puede reutilizar, y si le encontramos algún valor o utilidad económica, se puede reparar. También puedes utilizar la ropa que ya no usas. Por ejemplo, puedes convertir un vestido en una bonita y práctica falda.

Preste atención a sus finanzas

Lo siento, con los ingresos mensuales tenemos que hacer tres repartos: una parte para las necesidades (comida, ropa, vivienda, formación…), otra para la provisión futura y una tercera, la más pequeña, para nuestro tiempo libre y nuestros caprichos varios (viajes, cenas…). Por eso es importante elaborar un presupuesto cada mes para poder controlar nuestros ingresos y gastos.

Ahorro de energía

No se trata sólo de reducir nuestra factura energética, lo que no es malo, sino de contaminar menos el medio ambiente. Por eso conviene seguir algunos consejos, como apagar las luces de las habitaciones en las que no hay nadie, tener cuidado con el agua del grifo si llevamos perfume o tener electrodomésticos de bajo consumo.

La cocina es uno de los lugares donde más energía consumimos, por lo que es importante seguir consejos como estos:

  • Siempre que cocinamos, lo mejor es poner una tapa en la sartén u olla mientras se cocina la comida. De lo contrario, se pierde mucha energía en forma de calor y la preparación lleva más tiempo. La preparación también es más rápida si los alimentos se cortan en trozos pequeños de antemano.
  • Cuando se preparan platos como guisos (lentejas, sopas, etc.) o sopas de verduras, es mejor cocinarlos en grandes cantidades mientras la olla está en marcha y cocinarlos durante varios días. Basta con congelarlas y sacarlas cuando se necesiten.
  • Cuando la comida esté casi lista, apague la olla y utilice el calor residual para que la receta esté lista con el calor que queda en la olla.

Aquí no se desperdicia nada

Cada año, millones de toneladas de alimentos acaban en la basura. Una cifra menos dramática que podemos reducir si adquirimos el hábito de utilizar las sobras de una comida para una nueva receta o si vamos al mercado todos los días. Entonces compramos productos frescos y más baratos que utilizamos en esos días. No tenemos que comprar grandes cantidades de comida, por lo que no se estropea y no se tira.

Otros consejos a tener muy en cuenta:

  • Busca un banco que no cobre comisiones
  • Utiliza un comparador para encontrar un seguro de coche más barato.
  • Abaratar costes buscando un proveedor de internet más económico.
  • Haz que tu objetivo número uno sea deshacerte de las deudas y dejar de pagar intereses.
  • Si tienes seguro, cambia tu seguro de hogar si te incomoda.
  • Utiliza una cuenta inteligente sin comisiones.

Cómo ahorrar dinero paso a paso

Un plan de ahorro es esencial, pero no es lo único importante para hacer crecer tu cuenta bancaria y mejorar tu presupuesto familiar.

Se podía dedicar mucho tiempo a responder a la pregunta «¿Qué es el ahorro?«, pero se puede resumir en una simple frase: ahorrar es gastar menos de lo que se gana a lo largo del tiempo.

 

Comenzamos con cinco consejos para ahorrar dinero

1. Controla tus gastos para poder ahorrar más.

Ganar dinero supone un esfuerzo, pero una vez que está en tu cuenta, lo pierdes rápidamente, ¿verdad?

El primer paso para ahorrar más dinero es llevar un control detallado de tus gastos.

Si no sabes exactamente cuánto y qué estás gastando, es imposible optimizar tus ahorros.

Por eso debes registrar todos tus gastos en una hoja de cálculo de Excel durante al menos dos o tres meses.

Si no quieres usar Excel, te recomiendo cuentas inteligentes como N26, Hype Next o SelfyConto.

La mejor manera de ahorrar dinero es eliminar los gastos innecesarios, es decir, los que no te aportan mucho dinero.

2. Prioriza tus ahorros

Todo es cuestión de prioridades.

Salir a un restaurante una vez a la semana puede ser importante para algunas personas, para otras puede parecer una tontería, como ir a un gimnasio caro.

Todas las partidas de gastos se respetan por igual, pero no son prioritarias.

Si todos los gastos son prioritarios, ahorrar será imposible, por lo que debemos tener todos los gastos que estamos dispuestos a recortar si es necesario.

Empieza por algo pequeño, recorta algunos gastos que no signifiquen nada, y verás cómo tendrás un ahorro extra a final de mes.

Personalmente, solía pedir comida para llevar varias veces a la semana, lo que a final de mes resultaba bastante caro.

Ahora me controlo (me cuesta, como a todo el mundo) y no pido comida más que una vez a la semana, lo que me permite ahorrar dinero a final de mes.

Este tipo de control, aplicado a diferentes tipos de gastos, puede marcar la diferencia y ahorrarle cientos de euros.

No se trata de privarse de todos los pequeños placeres de la vida, sino de ser frugal con los gastos y vivir rico sin serlo.

3. No compres con tarjeta de crédito. Planifica tus ahorros.

Vivir a crédito y endeudarse cada vez más es una práctica habitual, especialmente en España.

Pero debes evitarlo a toda costa.

Hace veinte años, la gente sólo pedía préstamos para comprar una casa, que devolvía en unos diez años, lo cual es perfectamente razonable.

Para comprar un televisor, un ordenador o unas vacaciones, la gente ahorraba hasta tener el dinero necesario, lo que no siempre ocurre hoy en día.

En el pasado, la gente que no tenía dinero para las vacaciones simplemente no se iba de vacaciones, sino que ahorraba el dinero y posiblemente se iba de vacaciones al año siguiente.

Por otro lado, los que no pueden irse de vacaciones estos días pueden pedir fácilmente un préstamo, que no sólo les cuesta un dinero que no tienen, sino que les genera enormes intereses.

Las cosas compradas a crédito cuestan mucho más

Un ejemplo sencillo de un coche comprado con un préstamo bancario

Si quieres comprar un coche, puedes solicitar un préstamo a un banco, ya que suelen ofrecer mejores condiciones que los numerosos sitios web que ofrecen préstamos sin condiciones claras.

En este ejemplo concreto, necesitas 10.000 euros para comprar un coche y vas a un banco a solicitarlo, obteniendo las siguientes condiciones que representan la media del mercado.

  • Cantidad requerida 10.000 euros
  • Plazo de amortización 60 meses
  • Cuota mensual de 200 euros
  • Seguro obligatorio y comisión de apertura.
  • Tasa 10,45%.
  • El importe total a devolver es de 12.580 euros.

Así, comprar un coche de 10.000 euros con un préstamo con condiciones que no son especialmente malas en comparación con lo que se ofrece en el mercado, cuesta 12.580 euros, es decir, un 25,8% más.

¿Cómo puede una persona que no es capaz de ahorrar 10.000 euros para un coche pagar 12.580 euros?

En ese caso, lo más lógico y acertado sería ahorrar 200 euros durante 50 meses antes de comprar un coche, en lugar de pagar los intereses del préstamo durante 60 meses. Durante ese tiempo, compras un coche de segunda mano o te quedas con el antiguo.

Verás, la diferencia entre ahorrar antes de comprar y comprar, o comprar y ahorrar después, es que pagas 200 euros al mes durante 10 meses.

Eso es simplemente indignante.

4. Presupuesto familiar y ahorro de dinero

Una buena manera de ahorrar más dinero es tener un presupuesto doméstico que tenga en cuenta todos los gastos y muestre cuánto dinero puede asignar a cada categoría de gasto.

No es recomendable hacer un presupuesto ahora, ya que será demasiado teórico e inexacto.

Si no sabes cuánto gastas de media, no podrás hacer una estimación realista de cuánto quieres gastar.

El consejo es que empieces por analizar tus gastos, como he dicho antes, y empieces a presupuestar cuando entiendas el proceso.

Elaborar un presupuesto doméstico no es difícil, sólo tienes que decidir cuánto dinero quieres gastar al mes o al año en todos los gastos.

5. Empieza por lo que te pagas a ti mismo: piensa en el ahorro como en el gasto.

Este es uno de los mejores consejos de ahorro que podemos darte.

Piensa en el ahorro como un gasto, como una factura que recibes el primer día del mes.

Esto es clave: págate a ti mismo primero, ahorra antes de gastar.

No sólo vivirás sino que también ahorrarás, por lo que tus finanzas personales serán mucho mejores.

Decide cuánto dinero quieres ahorrar y luego retira automáticamente ese dinero de tu cuenta a principios de mes como si lo hubieras gastado. Por ejemplo, puedes utilizar N26 o una cuenta independiente como Hype Next o Selfyconto.

Antes de que te des cuenta, habrán pasado los meses y tus ahorros crecerán sin reducir tu calidad de vida.

Puedes meter dinero en una cuenta de ahorro, pero creo que la mejor opción es invertir tus ahorros.

Al final de este artículo te daremos algunos consejos sobre cómo reinvertir tu dinero desde cero, no te preocupes.

 

Cómo ahorrar más dinero – Los pequeños ahorros suman miles de euros al año

Estos ejemplos que podrían hacerle cambiar de opinión.

Mucha gente mira los pequeños gastos con desdén y se pregunta: ¿cómo puedo ahorrar dinero si no gano mucho?

Esto es sin duda un gran error.

A todos nos gustaría ahorrar mucho dinero, pero hay que empezar poco a poco.

He aquí dos ejemplos que le ayudarán a comprender la importancia de ahorrar poco a poco. Le mostraré cómo pueden añadir miles a su factura a largo plazo.

Hay muchas ideas de ahorro similares que seguro que te vienen a la cabeza en cuanto leas esto.

Ahorrar dinero en el café

¿Bebes café?

Imagina a alguien que se toma dos cafés al día, sin excepciones. Hay varias formas de hacerlo.

Imaginemos tres escenarios diferentes.

  • En el primero, te tomas los dos cafés en una cafetería, ya sea para reunirte con tus colegas o porque te da pereza hacerlo en casa.
  • En el segundo caso, tomas ambos cafés en casa con una estupenda cafetera Nespresso o similar.
  • En el tercer caso, se toman los dos cafés en casa con una cafetera tradicional.

Situación 1: Ir a una cafetería

A todos nos gusta tomar café en una cafetería.

No hay que cocinar ni limpiar y es una forma estupenda de distraernos del trabajo, pero ¿cuánto nos cuesta realmente?

Imaginemos que un café nos cuesta 1,20 euros. Si tomamos 2 cafés al día, gastamos 2,40 euros al día, 72 euros al mes, 864 euros al año (¡sí, 864 euros al año en café!).

Tomar café en una cafetería supone gastar casi un mes de sueldo al año en café.

Desde este punto de vista, tomar dos cafés al día en una cafetería parece absurdo.

Escenario 2: Cápsula, estilo moderno

Como el café nos parece demasiado caro, nos hemos pasado al café en cápsulas, que se ha hecho muy popular porque es mucho más cómodo que la cafetera tradicional.

¿Cuánto cuesta hacer Nespresso o un café similar?

Cada cápsula Nespresso cuesta unos 0,40 euros. Gastamos 0,8 euros al día, 24 euros al mes y 288 euros al año.

La factura es considerablemente menor que en el primer escenario, pero 288 euros al año por el café sigue siendo mucho.

Escenario 3. Máquina de café para toda la vida

Teniendo en cuenta los costes de los otros escenarios, decidimos probar a utilizar una cafetera tradicional para ahorrar algo de dinero. ¿Cuánto vamos a gastar?

Si suponemos que una taza contiene unos 8 gramos de café, y que 1 kg cuesta 10 euros, podemos hacer unas 125 tazas por 10 euros, lo que supone 0,08 euros por taza.

Así, gastamos 0,16 euros al día, 4,80 euros al mes y 57,60 euros al año.

Parece un ahorro pequeño, pero el primer caso corresponde a 864 euros al año en café, el segundo a 288 euros y el tercero a 57,60 euros.

La diferencia entre el primer y el tercer caso es de 800 euros, que en algunos casos podría ser el salario de todo un mes.

A largo plazo, una persona que deja de tomar café en un bar y lo toma en casa puede ahorrar más de 8.000 euros en 10 años, un auténtico escándalo para algo tan poco importante como el café.

Puede que ya se esté preguntando dónde invertir 10.000 euros.

Estos ejemplos muestran el potencial del pequeño gasto y ponen de manifiesto el valor de ahorrar incluso un euro al día.

Incluso los gastos más pequeños que parecen una miseria resultan ser un gran dinero a largo plazo.

Ahorrar dinero en Internet y en el teléfono

Internet y el teléfono son lujos que todo el mundo tiene hoy en día, aunque no todos los pagan por igual.

¿Cuánto pagas al mes por internet y teléfono?

Veamos la diferencia entre un plan completo de una compañía tradicional y un plan básico de una de las compañías de bajo coste que tenemos hoy en Italia.

Un plan completo (fibra + móvil) cuesta unos 45 euros al mes o 540 euros al año, mientras que un plan básico de un operador de bajo coste como Digimobil, que incluye internet y móvil, cuesta unos 30 euros o 360 euros al cabo del año.

Obsérvese que la diferencia es similar a la del coste del café.

La diferencia entre una empresa barata y una cara es de 180 euros al cabo del año y de 1.800 euros al cabo de 10 años.

En pocos minutos puede comparar sus costes con otras opciones disponibles y seguramente ahorrar dinero.

Ahorra en las pequeñas cosas y verás cómo crece tu cuenta corriente.

 

Consejos para ahorrar dinero cada día

Ahorrar dinero puede ser muy difícil o muy fácil, dependiendo de la situación.

Puedes ahorrar dinero si no lo gastas en cosas que necesitas o quieres, pero no tiene sentido.

Es mejor ahorrar dinero en cosas que no cambian tu vida, así vivirás igual de bien y tu dinero crecerá cada día.

Te daremos algunos consejos sobre cómo ahorrar dinero día a día sin que ello afecte a tu vida.

Ser feliz es muy importante y es difícil serlo sin gastar dinero.

Ahorro de electricidad

Cuando alguien pregunta cómo ahorrar dinero en casa, una de las primeras preguntas que suele hacer es cómo ahorrar electricidad.

Al reducir su consumo de electricidad y agua, puede ahorrar mucho dinero mes a mes. Además, al ahorrar electricidad, estás ayudando un poco al planeta.

El ahorro de electricidad debería integrarse en todas las demás ideas para ahorrar dinero.

No tiene sentido ahorrar electricidad y descuidar todo lo demás, porque lo principal es combinar varios tipos de ahorro.

Cómo ahorrar dinero en combustible

Ahorrar dinero en combustible es muy fácil si se tiene cuidado y se siguen unos sencillos consejos.

Gastar dinero en gasolina es bastante inevitable, ya que casi todo el mundo necesita un coche para ir de un sitio a otro, pero dependiendo de dónde se llene el depósito, el precio varía mucho.

No solo miramos el precio cuando nos ponemos al volante, sino que también hay webs y apps como PrezziBenzina que nos permiten comparar los precios de la gasolina en todas las gasolineras cercanas, lo que nos permite ahorrar dinero muy fácilmente.

Si hacemos unas cuantas pruebas en diferentes zonas, descubrimos que dependiendo de la gasolinera en la que decidamos repostar, la diferencia puede ser de 10 a 15 céntimos por litro, lo que puede parecer poco, pero es una gran diferencia con el depósito lleno.

Calcula cuánto puedes ahorrar si cambias de una gasolinera tradicional a una más barata.

¿Cuánto puede ahorrar?

Hay quienes conducen mucho y quienes conducen poco, pero creo que es realista imaginar un escenario en el que se conducen 50 km al día, lo que supone 1500 km al mes.

Un coche que consume una media de 6,5l/100km consume un total de 97,5 litros al mes.

Si ahorra 10 céntimos por litro y consume 97,5 litros al mes, la diferencia entre la gasolina cara y la barata es de 9,75 euros al mes, 117 euros al año o 1.170 euros en 10 años.

Si se mira por meses, no parece un gran ahorro, pero en mi opinión un ahorro de más de 1000 euros en 10 años sólo por repostar en un concesionario con mejor precio es muy significativo.

Si conduces más de 50 km al día, el ahorro puede ser aún mayor.

Es importante no pasar por alto estos pequeños ahorros, ya que se puede ahorrar mucho dinero casi sin esfuerzo.

Ahorro de gastos bancarios

¿Sabía que los ciudadanos pagan una media de 168 euros al año por gastos bancarios?

Pueden cobrarse hasta por las cosas más pequeñas: tarjetas, reintegros, transferencias, gestión de cuentas, etc.

Las comisiones bancarias son completamente innecesarias y puedes ahorrar mucho dinero simplemente cambiando de banco.

Si quieres ahorrar en comisiones bancarias ahora mismo, te recomiendo cuentas baratas pero funcionales como N26, Hype Next o Selfyconto Mediolanum.

¿Cómo puedo ahorrar dinero aprovechando las ofertas?

De todos modos, compra en línea, ¿no? Por supuesto, siempre lo hago. Y eso es bueno, porque hay muchas formas de ahorrar dinero aprovechando las ofertas y descuentos.

Por ejemplo, si tienes que comprar en Amazon, puedes ahorrar mucho si sigues unos sencillos pasos. El precio de los artículos en Amazon no es fijo, sino que varía mucho.

Así que te aconsejo que utilices un servicio gratuito llamado Keepa, que te dice el precio mínimo y máximo de todo lo que compras en Amazon, para que puedas esperar un buen precio por tu compra. También puedes activar las notificaciones que te avisan cuando un artículo alcanza el precio que deseas.

Otras formas de ahorrar dinero en línea son los servicios de devolución de dinero integrados en las tarjetas de cuenta, como Hype, N26 y Tinaba.

Si compras en línea a través de los programas de devolución de dinero integrados en estas cuentas, puedes obtener hasta un 10% de devolución en tus compras. Personalmente, he ganado más de 100 euros con Hype.

Además, existen sitios de cupones y de comparación de precios, como TrovaPrezzi, que te permiten ahorrar aún más en tus compras.

Ahorrar dinero en entretenimiento (tiempo libre)

La mayor parte del dinero en entretenimiento, suele ser especialmente en restaurantes.

Aquí tienes algunos consejos para ahorrar dinero en entretenimiento:

  • Limite las visitas a restaurantes a 3 veces al mes y ahorre unos 60 euros al mes.
  • Antes de ir a un restaurante, comprueba cuánto cuesta y si merece la pena. Además, siempre puedes averiguar si hay descuentos u ofertas.
  • No vayas al cine los fines de semana; entre semana cuesta la mitad (4 o 5 euros menos).
  • Por supuesto, puedes llevar bocadillos del supermercado al cine: 7 u 8 euros por una Coca-Cola y palomitas me parece excesivo.
  • Un día al mes todos los museos son gratuitos.
  • Queda con tus amigos en casa y no vayas a restaurantes o bares. Por supuesto, puede que tengas que limpiar la casa al día siguiente.

Resumiendo: 3 mejores consejos para ahorrar dinero

En resumen, veamos los 3 principales consejos para ahorrar dinero que hemos tratado en esta guía.

La clave es gastar menos de lo que se gana.

La cantidad que puedes ahorrar depende de muchas cosas y varía de un mes a otro, pero hay una regla importante que no debes descuidar si quieres ser libre financieramente.

Debes gastar menos de lo que ganas

Las personas que gastan más de lo que ganan se encuentran completamente atrapadas en la carrera por el éxito y tienen que sobrevivir pidiendo un préstamo cuando necesitan algo que cuesta cierta cantidad.

El crédito para comprar un coche, para unas vacaciones e incluso para comprar un televisor es habitual y la razón es la misma: no se ahorra si se gasta más de lo que se gana.

El objetivo es ahorrar todo lo que pueda cada mes. No hay una cifra concreta porque en algunos meses ocurre algún imprevisto y gasto más, en otros meses no ocurre gran cosa y se gasta menos, pero siempre se ahorro un poco.

Algunos meses se ahorra el 50% y otros sólo el 10%, pero siempre se ahorra.

Sin embargo, hay personas que utilizan una táctica diferente, que ya hemos visto: la táctica de ahorrar antes y gastar después.

Esto se llama «ahorrar por adelantado».

Si eres de los que tienden a gastar dinero sin control y no sabes cómo ahorrar mes a mes, prueba esta táctica y verás cómo tú también lo consigues.

Con un ahorro mensual constante a la hora de comprar un coche, una televisión o irse de vacaciones, no tendrás que solicitar un préstamo porque ya tienes el dinero que necesitas.

Sin duda, empezarás a vivir una vida mucho mejor.

La eliminación de pequeños gastos supone un gran ahorro

Como has visto en todas las ideas de ahorro que hemos comentado, es importante controlar y minimizar los pequeños gastos.

No te amargues cuando ahorres dinero, no sirve de nada.

Intenta ahorrar en cosas que no te cambien la vida y que, por tanto, no te cuesten nada.

Ahorrar dinero reduciendo los gastos de consumo

Una vez que tenga una idea clara de sus gastos, debe tomar una decisión seria sobre qué gastos son necesarios.

Los gastos que no te sirven para nada pueden ser la diferencia entre un gran y un pequeño ahorro.

Recuerda que todo es cuestión de prioridades.

¿Qué debe hacer con el dinero que ha ahorrado?

1 – Crear un fondo de emergencia

Lo primero que hay que hacer con los ahorros es crear un fondo de emergencia.

Si tienes 0 euros en el banco, aumenta esta cifra.

Poco a poco, los gastos inesperados dejarán de ser un problema.

No se sorprenda por los gastos adicionales

A todos nos gustaría que nuestra caldera, nuestro coche o nuestra lavadora funcionaran siempre. Por desgracia, no lo hace.

Por eso, planificar y presupuestar estos grandes (y únicos) gastos puede ayudarle a ahorrar dinero.

¿Pero cómo se hace?

No tendrás que pedir un préstamo ni pagar a plazos, lo que puede ahorrarte hasta un 25% de intereses.

Los gastos extraordinarios más típicos son:

  • Seguro y mantenimiento del coche.
  • Impuesto sobre la renta.
  • Gastos médicos (como un dentista).
  • Averías inesperadas en la casa (por ejemplo, caldera, electrodomésticos o muebles).
  • Gastos de los animales de compañía (por ejemplo, el veterinario).
  • Regalos de Navidad y cumpleaños.

 

Para estos gastos, que pueden darse o no, te aconsejamos que hagas un presupuesto. Cuando inicies tu plan de ahorro, haga lo siguiente:

  1. Identifique los gastos extraordinarios para los que tiene (o casi tiene) seguro. Lo mejor es memorizar o comprobar las facturas de años anteriores.
  2. Piensa cuánto te costarán (más o menos) este año.
  3. Luego súmalas y calcula el importe final de todos esos gastos extra.
  4. Decide dónde vas a poner todo el dinero que vas a necesitar durante el año.

 

2 – Invierta su dinero

Una vez que hayas creado un fondo de emergencia, no puedes renunciar a tus ahorros.

  • Determine los gastos de emergencia para los que (casi) tendrá seguro. Lo mejor es trabajar de memoria o consultar las facturas anteriores.
  • Piensa en ellos y calcula cuánto te costarán (más o menos) este año.
  • Lo único que tienes que hacer es sumarlos y calcular el importe final de todos esos costes adicionales.
  • Piensa en dónde vas a guardar el dinero durante el año.

Debido a la inflación, tu dinero pierde valor cada día, por lo que es importante invertirlo.

Una buena opción es, sin duda, la inversión en bolsa. Pero hay que hacerlo bien, sobre todo en dos aspectos:

  1. Elija un corredor de confianza con bajas comisiones;
  2. Invierta en los instrumentos adecuados si no quiere arriesgar demasiado y perder todo su dinero.

2.1 Cómo invertir en bolsa: ¿qué corredor elegir?

Veamos primero cómo invertir eficazmente en el mercado de valores con bajas comisiones. Seguramente habrás visto la publicidad de DEGIRO en la televisión o en cualquier otro sitio, que se considera (casi unánimemente) la forma más fácil y barata de invertir en bolsa.

DEGIRO

DEGIRO es un broker online que ofrece a los inversores la oportunidad de operar en más de 30 bolsas de valores de todo el mundo. La empresa fue fundada en 2008 por un grupo de empresarios holandeses y está en funcionamiento desde 2013. DEGIRO tiene oficinas en Ámsterdam, Londres, Milán, Madrid y Zúrich. En marzo de 2015, DEGIRO lanzó sus servicios en 18 países europeos.

DEGIRO ofrece la posibilidad de negociar sin comisiones la mayoría de las acciones y ETFs que cotizan en las bolsas aceptadas. La empresa gana dinero cobrando un pequeño margen en las operaciones con divisas y los intereses de los depósitos en efectivo. DEGIRO también ofrece préstamos de margen a tipos de interés competitivos.

No se requiere un depósito mínimo para abrir una cuenta en DEGIRO y cualquier persona conocedora y mayor de 18 años puede abrir una cuenta. El usuario se somete a pruebas y cuestionarios antes de que se le permita realizar determinadas acciones para evitar que realice transacciones desconocidas e inseguras por error.

DEGIRO permite invertir en un gran número de instrumentos financieros de forma muy clara y transparente.

Lamentablemente, algunas personas confunden la palabra intercambio con algún tipo de juego, o peor aún, creen que pueden invertir con un corredor sin conocer su dinámica exacta.

2.2 ¿Qué es un instrumento financiero?

Aclaremos primero qué es un instrumento financiero.

Un instrumento financiero es un contrato entre dos partes que establece determinadas obligaciones financieras.

El término «instrumento financiero» se utiliza para referirse a cualquier tipo de inversión que pueda comprarse o venderse. Entre los instrumentos financieros se encuentran las acciones y los bonos, que son más comunes y más conocidos que otros, así como las materias primas, las divisas y los derivados.

Cada tipo de instrumento financiero tiene sus propias características y riesgos. Por ejemplo, las acciones son esencialmente títulos de una empresa y ofrecen la posibilidad de revalorización o pérdida de capital, mientras que los bonos son instrumentos de deuda que suelen ofrecer pagos de intereses fijos. Las materias primas son recursos naturales como el oro o el petróleo.

2.2 ¿Qué instrumentos financieros debo elegir?

Nos centraremos principalmente en los bonos y la renta variable, intentando explicarlos de la forma más sencilla posible.

Obligaciones

A menudo se considera que los bonos son una inversión segura, pero ¿qué significa eso realmente? Cuando invierte en bonos, está prestando dinero al gobierno o a una empresa. La empresa a la que prestas el dinero se compromete a devolver el préstamo más los intereses en un plazo acordado por las partes.

Hay diferentes tipos de bonos, pero todos funcionan de la misma manera. Usted presta el dinero a la empresa y recibe pagos regulares hasta el vencimiento del bono, momento en el que devuelve su inversión original.

El tipo de interés de los bonos suele ser más bajo que el de otros tipos de inversiones, como las acciones o los fondos de inversión. Esto se debe a que los bonos se consideran inversiones menos arriesgadas que las acciones. Esto no significa que los bonos estén libres de riesgo (si el gobierno o la empresa a la que pedimos prestado el dinero se vuelve insolvente, perdemos automáticamente nuestro dinero: el ejemplo más reciente es el impago de Argentina, que ofrecía un tipo de interés demasiado alto para ser cierto).

Sin embargo, dadas las condiciones del acuerdo, los bonos pueden ser una inversión segura, que ofrece estabilidad e ingresos.

Comportamiento

Cuando invierte en acciones, está comprando esencialmente una parte de la empresa. Esto le da derecho a los activos y ganancias de la empresa. Como accionista, tiene derecho a una parte de los beneficios (en la jerga, dividendos) y a opinar sobre decisiones importantes (como la emisión de nuevas acciones o la compra de otra empresa).

Sin embargo, poseer acciones también conlleva riesgos. El valor de su inversión puede subir o bajar, y podría perder dinero para siempre si la empresa quiebra.

Pero a largo plazo, la renta variable supera a otras inversiones, como los bonos y los bienes inmuebles. Baste decir que, en contra de lo que piensan los italianos, el querido «ladrillo» (un término anticuado y vulgar, por cierto) ha perdido un 15% de su valor en los últimos diez años (en pocas palabras, una casa que costaba 500.000 euros ahora vale 425.000 euros).

Las acciones también ofrecen un mayor potencial de revalorización del capital. Por eso mucha gente prefiere invertir parte de su dinero en acciones.

Pero cuidado: incluso más que en el caso de los bonos, los tipos de interés potencialmente más altos se compensan con riesgos aún mayores.

Un ejemplo: es posible, como hizo su conocido, comprar acciones de una empresa que está a punto de quebrar repentinamente o, en cualquier caso, ya no se acerca a los precios de hace un año (véase el gráfico siguiente).

Al mismo tiempo, parece que comprar en el mejor momento, es decir, cuando la empresa está infravalorada y muestra signos de recuperación, puede ser muy atractivo.

Lo que ocurre es que, a excepción de algunas personas, encontrar el momento adecuado no es fácil.

Aunque no sea un experto, invertir en ETFs es rentable.

ETFS

Un fondo cotizado (ETF) es un vehículo de inversión que permite a los inversores diversificar su cartera y participar en diferentes activos sin tener que comprarlos individualmente. Los ETF se negocian en una bolsa y pueden comprarse y venderse a lo largo del día como cualquier otra acción.

Vamos a simplificar: un ETF le permite comprar una cesta de varios valores. En este sentido, uno de los ETF más negociados (» Ishares Core MSCI World UCITS ETF | SEDA») está formado por acciones de hasta 500 empresas, seleccionadas según su capitalización bursátil. Así que tendríamos un 4% de Apple, un 4% de Google, un 4% de Facebook y así hasta llegar al 0,1% de Pincopallo.

Esta cesta es elaborada por iShares, que cobra un 0,20% anual por la gestión. Toda la información sobre la ETF es abierta y fácilmente accesible. De nuevo, para un ejemplo del ETF mencionado: véase iShares Core MSCI World UCITS ETF.

Como puede ver, este ETF es el más equilibrado y está formado por un 66% de empresas estadounidenses y un 33% del resto del mundo. Estados Unidos es actualmente el mejor país para las inversiones financieras y tiene el mayor número de empresas capitalizadas. Luego, se puede mirar a los sectores o a la moneda dominante.

Hay ETFs con menos empresas, otros se centran verticalmente en un tema concreto. Por ejemplo, hemos invertido un pequeño porcentaje en ETFs dedicados a la ciberseguridad, la inteligencia artificial y las energías renovables. Sin embargo, son mucho más arriesgados que los ETF globales, que siguen la tendencia general del mercado.

Lo mismo ocurre con el ETF chino, que es ciertamente menos vertical, pero que tiene dificultades por la crisis en ese país asiático.

Como puedes ver, el razonamiento no es tan complejo, pero requiere algo de estudio y atención.

Invertir en ETFs tiene muchas ventajas. Son baratos, muy líquidos y ofrecen diversificación. Los ETFs son definitivamente la mejor solución para los principiantes que no tienen experiencia con los valores individuales.

Otra variable muy importante es el timing: si inviertes en un ETF a largo plazo, los resultados deberían ser excelentes, al menos eso nos dice la historia; si lo haces gradualmente, invirtiendo una libra al mes, estarás protegido contra el desastre.

Centrémonos en el segundo punto: imagina que inviertes todo tu presupuesto en febrero de 2020; justo un mes después se anuncia una pandemia y todas las acciones o empresas pierden el 50% de su valor; como resultado, tu presupuesto también se reduce a la mitad. Por supuesto, siempre se puede esperar un rebote, pero se apuesta por reducir el riesgo y comprar cuando el precio está bajo.

¿Cuáles son los riesgos de invertir en ETFs?

El principal riesgo al invertir en ETFs es el riesgo de mercado. Es el riesgo de que el valor de los activos subyacentes caiga. Este riesgo puede mitigarse diversificando la cartera e invirtiendo en diferentes ETFs: por ejemplo, no es aconsejable invertir en un solo país, sector o moneda.

Otro riesgo es el pánico, que se puede encontrar en los momentos más oscuros: la crisis de 2008, Covid y la guerra de Ucrania pueden hacer temblar hasta al inversor más tranquilo. Decidir un plan con antelación y aplicarlo en un plazo de 10 a 15 años: Como nos enseña la historia, incluso la peor desgracia se convertirá en un recuerdo al cabo de tantos años. Y si no fuera así, seguramente nos encontraríamos en una situación en la que incluso su dinero sería sólo basura.

CONCLUYENDO

Ahorrar dinero es algo fundamental, pero ahorrar dinero y no invertirlo no tiene sentido.

Esperamos que la información de esta guía haya respondido a su pregunta sobre cómo ahorrar dinero.

Y recuerde: no hay una única forma correcta de gestionar sus finanzas: encuentre lo que le funciona y aténgase a ello. Con un poco de esfuerzo puede encontrar el camino hacia un futuro financiero más seguro. Ahorrar dinero no es difícil: sólo hace falta un poco de organización y autocontrol. ¿Listo para empezar?

 

Si quieres obtener más consejos para una vida más facil haz click aquí

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *