Saltar al contenido

Descubre el truco para enfriar una lata sin congelador en menos de 4 minutos

Enfriar lata en pocos minutos

A todos nos encanta disfrutar de una bebida fresca cuando llegamos a casa. Sin embargo, ¡sorpresa! Se nos olvidó poner la lata de cerveza en el frigorífico. ¡No te asustes! Hay un viejo truco para enfriar las latas en tres o cuatro minutos, y además sin necesidad de un congelador.

Enfriando la lata de cerveza paso a paso en poco más de 3 minutos

Todo lo que nos hace falta es hielo, agua y sal. Es decir, tres productos que todas las familias tienen en su casa. Lo que necesitamos hacer es lo siguiente para enfriar la lata.

  1. Primero, encontrar un bote o recipiente en el que podamos colocar la lata que vamos a enfriar.
  2. A continuación, hay que añadir el agua, el hielo y la sal, y remover los ingredientes mediante una espátula durante algunos segundos. Se deja que actúe durante 3-4 minutos, ¡y eso es todo!

¿De verdad este truco funciona? Desde luego que sí. Esta combinación de agua y sal produce lo que se denomina una reacción endotérmica denominada «descenso crioscópico», de modo que la sal absorberá el calor procedente de la lata.

El proceso es muy sencillo, como puede verse. Hay que guardar en el congelador varios cubitos de hielo para que si en algún momento es necesario enfriar rápidamente una lata, se pueda tener lista en unos pocos minutos.

Y ¿por qué no es recomendable colocar botellas y latas en los congeladores?

Es posible que pienses que es bastante más sencillo poner la lata en un congelador. ¿Pero qué pasa si tienes un descuido y no te acuerdas de que se ha puesto allí? La desgracia podría ser incluso mayor si se tratase de una botella de cristal debido a que al congelarse el hielo se expandiría y podría provocar la rotura del cristal.

 

 

 

[jnews_block_3 include_category=»72″]

 

¿Te ha parecido útil esta comparativa?