SUSCRÍBETE A MUCHO MÁS QUE UN BUEN CAFÉ Y RECIBE UNA MÁQUINA NESPRESSO POR 1 € Saltar al contenido

Consejos para reciclar ropa usada

Ideas para reciclar ropa usada

A medida que pasa el invierno y empieza a hacer más calor, es probable que empieces a mirar tus viejos jerséis y a preguntarte si los necesitarás el año que viene. De hecho, es probable que cuando se acerque el verano y llegue el calor, quieras deshacerte de ellos en un ataque de rabia. Pero, ¿qué hacer con la ropa que ya no necesitas después de haber vaciado tu armario por el exceso de calor, por un nuevo método de organización inspirado en Marie Kondo o por tu limpieza normal de primavera? Aquí te damos algunas ideas estupendas para reciclar tu ropa vieja.

Varias opciones para reciclar la ropa vieja y usada

En lugar de tirar nuestra ropa vieja al vertedero, buscamos otras formas de reciclarla. Si ya has organizado tu armario antes de empezar, aquí tienes algunos consejos sobre lo que puedes hacer con la ropa que ya no quieres usar.

  • El reciclaje textil no es tan conocido ni está tan extendido como el tradicional, pero existe. Hay cooperativas certificadas que recogen la ropa vieja para reciclarla.
  • Es importante encontrar puntos de recogida de ropa usada en tu zona, ya que muchos aceptan ropa en cualquier estado y entregan tus artículos de forma gratuita.
  • Empresas como American Textile Recycling Services recogen las donaciones en los puntos de entrega y luego las inspeccionan. También hay muchos sitios web que pueden ayudarte a encontrar un punto de entrega en tu zona.
  • Otra idea para reciclar tu ropa vieja es el compostaje. Según los bancos de reciclaje, la ropa de algodón y otras fibras naturales puede convertirse en abono siempre que no se mezcle con otras fibras sintéticas como el poliéster. Para que el proceso de descomposición se lleve a cabo, la ropa debe ser cortada finamente para eliminar cualquier cierre, como botones y cremalleras.

Reparación y reutilización

En el caso de la ropa dañada o que ya no le queda bien, considere la posibilidad de reciclar su ropa vieja antes de tirarla. Si tienes ropa un poco dañada o que ya no te queda bien, se puede reparar o modificar. Hay tutoriales en Internet que pueden ayudarte y darte ideas.

Si no quieres hacerlo tú mismo, otra opción es acudir a un sastre o costurera para que modifique y reutilice diferentes prendas.

Si realmente no quieres desviarte de la ruta del reciclaje, puedes hacerlo tú mismo en casa de forma muy sencilla. Una prenda vieja suele ser un trapo. Para ello, sólo tienes que cortar la ropa y convertirla en trapos de limpieza.

Así ahorrarás dinero, mantendrás tu casa limpia y reutilizarás objetos que de otro modo se destruirían.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *