Saltar al contenido

Licuadora y procesador de alimentos: ¿cuál es la diferencia y cuál elegir?

Toda cocina decente tiene al menos un utensilio para picar alimentos en un lugar visible o detrás de la puerta. Una batidora, licuadora, batidora planetaria, procesador de alimentos o centrífuga no debe faltar a la hora de cocinar.

Aquí vamos a ver dos herramientas en particular: una licuadora y un procesador de alimentos.

¿Qué tan similares son? ¿Cuál es la diferencia? ¿Son intercambiables? Y lo más importante, ¿cuál elegir entre los dos?

Así que veamos las características de uno y otro, las diferencias y posibles usos para una batidora y un robot de cocina.

Licuadora, una herramienta milenaria y versátil

La primera patente de una batidora data de 1933. Es un electrodoméstico de gran popularidad en los países occidentales desde los años 50, hijo de un boom económico y, junto con la lavadora, uno de los símbolos de la figura del “ama de casa moderna» que facilita las tareas del hogar con electrodomésticos.

El funcionamiento de este dispositivo es particularmente simple:

  • Coloque los ingredientes a mezclar en un recipiente (generalmente transparente) y arranque el motor. Este, que suele tener al menos tres velocidades, activa una cuchilla de metal en forma de cruz que gira a una velocidad muy alta, triturando la comida en el recipiente.
  • Luego, la licuadora mezcla los ingredientes y los emulsiona en presencia de grasa. Por tanto, es apta para cremas de verduras y legumbres, para triturar frutos secos… ¡y por supuesto para batidos!

Según el modelo, también podría usarse para otros fines: muchas licuadoras modernas tienen una función para picar hielo, mientras que otras incluso pueden usarse para mezclar productos a base de harina.

Las principales diferencias entre una batidora y otra dependen en gran medida del motor.

Los motores de CC son muy propensos a sobrecalentarse y, además, generalmente son menos potentes que los motores de CA: una batidora de CC de calidad media no es adecuada para procesos largos como la masa y no tiene la potencia suficiente para moler todo tipo de alimentos.

Los motores AC, que están presentes en casi todos los equipos profesionales, no temen el sobrecalentamiento y, con la misma potencia, consumen mucha menos energía que los motores DC.

Así que puedes imaginar una herramienta más poderosa sin preocuparte por el consumo excesivo, razón por la cual muchas licuadoras AC tienen las características anteriores hasta el punto de ser comparables a herramientas más específicas como licuadoras y robots picadores.

Procesador de alimentos

La picadora tiene una historia mucho más reciente que la batidora: se vende en Europa incluso después de las primeras batidoras multifuncionales, a partir de los años 90 con la distribución internacional de los productos de la empresa francesa Moulinex.

Las trituradoras están diseñadas para picar carne cruda, lo que una licuadora de potencia media no puede hacer. A diferencia de una licuadora, el motor picador está en la parte superior, lo que le permite aplicar una presión suave con las manos a medida que comienza a picar la comida en el vaso. Suele ser pequeño y de forma cilíndrica.

Se utiliza en particular, además de para procesar carne, para pesto de verduras crudas y para rallar alimentos secos como pan, quesos maduros, galletas y café.

El resultado del trabajo de la picadora depende en gran medida de la cantidad de agua que contenga la comida: cuanto más gorda es la comida que ponemos, más parece una sopa el resultado.

Por ejemplo, con la ayuda de un procesador de alimentos, puedes obtener no solo pan rallado, sino también cremas de frutas, así como un excelente tartar de carne o pescado. Además, casi todos los fabricantes de trituradoras ofrecen una especie de cuchilla alternativa, denominada «Butterfly», que no tritura los alimentos, sino que los monta debajo de los accesorios.

Para el pesto genovés perfecto, por ejemplo, es necesario utilizar ambos juntos: primero las cuchillas para moler los ingredientes secos, luego, después de agregar el aceite de oliva, la cuchilla de mariposa para emulsionar el pesto.

Diferencias entre licuadoras y procesadores de alimentos

Habiendo mostrado las características y funciones de la batidora y la picadora, pasemos a analizar las diferencias.

Dimensiones: A pesar de las características de los productos individuales, es realmente difícil encontrar un procesador de alimentos más grande que una licuadora. El primero utiliza en realidad un pequeño recipiente cilíndrico, normalmente bajo, mientras que el segundo utiliza una jarra que puede contener hasta varios litros y que suele aumentar de altura. Esta diferencia suele ser crucial a la hora de decidir entre una herramienta y otra. Las aspas de un procesador de alimentos son más largas y por lo general coplanares para ser paralelas, las de las licuadoras suelen ser mucho más cortas y suelen doblarse hacia la parte superior de la jarra para llegar a más producto.

Función: El procesador de alimentos está diseñado para moler productos con bajo contenido de agua (frutos secos, hierbas aromáticas, pan, café) en muy poco tiempo, en particular, sin necesidad de un recipiente grande. Una licuadora, por otro lado, maneja la tarea más difícil de mezclar durante la molienda, haciéndola más adecuada para procesar productos más acuosos.

Versatilidad: todas o casi todas las licuadoras tienen un orificio en la parte superior para permitir agregar ingredientes durante el procesamiento; Esto lo hace adecuado para preparaciones como mayonesa y batidos que solo se pueden hacer con ciertos tipos de procesadores de alimentos. Aparte de que casi nunca tienen una abertura de este tipo, los molinos no suelen tener recipientes suficientemente grandes para preparaciones de este tipo.
Entonces es fácil entender que una licuadora y un procesador de alimentos no son tan similares como podríamos pensar. De ello se deduce que cada uno de ellos se especifica para diferentes propósitos. Así que vamos a ver qué herramienta elegir en función de lo que vayamos a hacer en la cocina.

¿Cuál debería elegir?

Por lo tanto, la elección depende únicamente del uso previsto.

Por un lado, no son aptas para procesar los mismos productos: una licuadora no es apta para moler productos secos como el café y el queso, ni para tocar para homogeneizar ingredientes fibrosos como la carne y el pescado.

El robot de cocina, en cambio, adolece de una severa limitación al no poder añadir ingredientes con la máquina en marcha: preparar smoothies, batidos o salsas especiales es casi impensable.

Además, las dimensiones significativamente más pequeñas (la capacidad de un procesador de alimentos suele ser muy pequeña) hacen que sea imposible procesar salsas particularmente finas. Más bien, puede aprovecharse al máximo en las etapas preliminares de la cocción, por ejemplo, para moler ingredientes salteados… que quedan idénticos a sí mismos en la batidora, independientemente de la potencia del aparato.

Entonces, veamos cuáles debe elegir según el propósito.
Que cocinar con una licuadora: Batidos, batidos, batidos, cremas, sopas, papillas, purés de verduras cocidas, postres, helados, salsas, hummus de garbanzos, crema de avellanas, mahonesas, batidos de frutas, gazpacho.¿Qué haces con un procesador de alimentos?: Pesto de verduras crudas, tartar de carne y pescado, tortitas, quesos curados, café, pan y galletas, nueces, almendras y otros frutos secos, cebolla, pan rallado aromatizado, rellenos a base de carne.

¡A cada uno lo suyo!

Cuando tenemos que decidirnos entre una batidora y una picadora, lo primero es el espacio libre en la cocina: la picadora, como ya hemos comentado, es definitivamente un electrodoméstico más pequeño. Si además el presupuesto disponible es fijo, que en ambos casos no tiene nada de especial, lo único que nos ayuda a tomar una decisión es el destino exacto.

La elección en este caso viene determinada únicamente por nuestras necesidades en la cocina. Por tanto, recaerá en uno u otro, dependiendo de lo que cocinemos más a menudo, así como del número y tipo de accesorios disponibles.

¿Te ha parecido útil esta comparativa?

Deja un comentario