SUSCRÍBETE A MUCHO MÁS QUE UN BUEN CAFÉ Y RECIBE UNA MÁQUINA NESPRESSO POR 1 € Saltar al contenido

Pérdida del sentido del olfato, uno de los primeros síntomas de la enfermedad del Parkinson

Uno de los primeros síntomas del Parkinson, la perdida de olfato

La pérdida del olfato es uno de los primeros signos de la enfermedad de Parkinson y puede producirse años antes de la aparición de los temblores característicos y la pérdida de la función motora. Algunos científicos creen que las alteraciones olfativas pueden ser no sólo un signo de un daño neuronal más extenso, sino también una relación más directa con la aparición de la propia enfermedad. Esto se basa en el hecho de que los depósitos de una proteína llamada alfa-sinucleína se encuentran en las áreas olfativas y en las neuronas dopaminérgicas, cuya pérdida desencadena la enfermedad de Parkinson, y que las mutaciones en el gen que codifica la alfa-sinucleína causan la enfermedad.

Recientemente, un grupo de investigadores ha identificado una molécula que podría tener la clave del efecto dominó que la inflamación de la nariz desencadena en el desarrollo de la enfermedad de Parkinson. Los resultados del estudio, publicado en la revista Brain Pathology (@IntSocNeuropath), demostraron que la aplicación de un irritante a la pared celular de una bacteria provoca una inflamación en el punto donde surgen las neuronas olfativas, conocidas como bulbos olfatorios. Además, estas áreas muestran características típicas de la enfermedad de Parkinson: depósitos de alfa-sinucleína, el principal componente de los cuerpos de Lewy. La enfermedad se caracteriza por síntomas motores y no motores debido a la pérdida de neuronas dopaminérgicas.

 

El peligro de las toxinas inhaladas por la nariz

En el sistema nervioso central, las neuronas sensoriales que recubren el epitelio nasal son especialmente vulnerables a los ataques neuroinflamatorios debidos a la exposición a las toxinas ambientales inhaladas. De hecho, el sistema olfativo está directamente expuesto a una avalancha de toxinas ambientales como bacterias, virus, moho, polvo, polen y productos químicos. Estas toxinas desencadenan respuestas inflamatorias locales en la nariz, donde las neuronas olfativas envían sus terminales sensibles, y la inflamación puede extenderse y promover la activación de las células inflamatorias, la microglía, en las profundidades del cerebro.

Con la creciente evidencia de que la neuroinflamación contribuye al desarrollo y la progresión del Parkinson y otras enfermedades degenerativas, los científicos han sugerido que el choque inicial de las toxinas ambientales inhaladas por la nariz desencadena la inflamación en el cerebro y la formación de cuerpos de Lewy que pueden extenderse a otras regiones del cerebro.

Sin embargo, los investigadores muestran que la inflamación desencadenada en el epitelio nasal conduce a la sobreexpresión de formas tóxicas de alfa-sinucleína tanto en el sistema olfativo como en las neuronas dopaminérgicas, que luego degeneran y desencadenan un comportamiento similar al del Parkinson en los ratones. Utilizando un modelo de ratón, los investigadores muestran que estos efectos requieren la activación de una única proteína receptora de señales inflamatorias, la interleucina-1 beta.

Otros signos de alerta temprana

Temblores

¿Ha notado que le tiemblan los dedos, las manos, la barbilla o los labios? ¿Le tiemblan las piernas cuando se sienta o se relaja? Los temblores o espasmos de las extremidades son síntomas iniciales comunes de la enfermedad de Parkinson.

Escritura superficial

¿Has notado que tu letra es más superficial que antes? ¿Ha notado un cambio en su forma de escribir las palabras? ¿Se ha vuelto tu letra más fina y juntas más las palabras? Un cambio repentino y drástico en la forma o el tamaño de la letra es un síntoma temprano de la enfermedad de Parkinson.

Pérdida del sentido del olfato

¿Ha notado que no puede oler ciertos alimentos tan bien como antes? Si tiene dificultades para oler ciertos alimentos, como los plátanos, los pepinos o la canela, debe consultar a su médico sobre la enfermedad de Parkinson.

Problemas de sueño

¿Se ha dado cuenta de que da vueltas en la cama, da patadas o se golpea a sí mismo mientras duerme? ¿Has notado que te caes de la cama mientras duermes? Su marido puede notar esto y puede que tenga que cambiar de cama. Los movimientos repentinos durante el sueño profundo pueden ser un signo temprano de la enfermedad de Parkinson.

Dificultad para caminar o moverse

¿Sientes rigidez en el cuerpo, los brazos o las piernas? A veces la rigidez desaparece al moverse, pero si no lo hace, podría ser un signo temprano de la enfermedad de Parkinson. Si nota que sus brazos no se mueven al caminar, si siente que sus pies se «pegan» al suelo, si le duelen las caderas o los hombros, o si otras personas le dicen que parece rígido, debe hablar con su médico sobre la enfermedad de Parkinson.

Estreñimiento

¿Sufre de estreñimiento frecuente? Si tiene dificultades para mover las heces, puede ser un signo temprano de la enfermedad de Parkinson y debe acudir a su médico.

Voz baja

¿Te han dicho alguna vez que tu voz es demasiado suave o que está ronca? Si el volumen de su voz ha cambiado, debe acudir a su médico para averiguar el motivo, ya que puede ser un signo de la enfermedad de Parkinson. A veces puedes pensar que la gente que te rodea se ha quedado sorda, cuando en realidad es tu voz la que está cambiando.

Falta de expresión facial (enmascaramiento).

¿Te han dicho alguna vez que pareces enfadado, serio o deprimido, incluso cuando no estás de mal humor? Este tipo de expresión facial se denomina «ojos enmascarados» y, al igual que la falta de parpadeo, es un signo muy común de la enfermedad de Parkinson.

Mareos o desmayos

¿Se siente mareado cuando se levanta de una silla o de la cama? Los mareos o desmayos pueden ser un síntoma de presión arterial baja, que puede estar relacionada con la enfermedad de Parkinson.

La espalda encorvada

¿Ha notado que su posición de pie ha cambiado? Si usted, su familia o sus amigos han notado que se inclina cuando se pone de pie, esto puede ser un signo temprano de la enfermedad de Parkinson.

¿Si tiene la enfermedad de Parkinson qué puede hacer?

  • Hable con su médico sobre un plan de tratamiento, que puede incluir lo siguiente
  • Un examen realizado por un neurólogo, un especialista del cerebro, para evaluar completamente sus síntomas.
  • Evaluación y atención por parte de un terapeuta ocupacional, fisioterapeuta y/o logopeda.
  • Consulta con un trabajador social.
  • Inicie un programa de ejercicios para frenar la progresión de los síntomas graves.
  • Habla con tu familia y amigos, que pueden darte el apoyo que necesitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *