SUSCRÍBETE A MUCHO MÁS QUE UN BUEN CAFÉ Y RECIBE UNA MÁQUINA NESPRESSO POR 1 € Saltar al contenido

Cómo tratar el dolor de cuello | Las mejores curas y los mejores analgésicos

Cómo aliviar el dolor de cuello

¿Quién no ha experimentado nunca un extraño dolor de cuello acompañado de molestias y en el peor de los casos una extraña sensación de náuseas? Como usted sabe, esto es lo que comúnmente se conoce como «cervicalgia«, una forma de inflamación que afecta la columna cervical, incluido el equilibrio, la movilidad y una variedad aparentemente interminable de consejos sobre lo que no debe hacer para no provocar ataques más adelante. el año.

Técnicamente, el dolor cervical (o «dolor de cuello») es una condición de inflamación musculoesquelética y dolor que afecta las vértebras cervicales que sostienen el cuello y la cabeza. Esta es una patología extremadamente común, especialmente en personas propensas al sedentarismo y malos hábitos que pueden aparecer desde edades tempranas.

Entonces, sin analizar primero los síntomas y las medidas preventivas, veamos cómo tratar el cuello uterino.

¿Cuáles son los síntomas de la inflamación del cuello?

Este es un tipo de patología muy común, especialmente en mujeres. Puede permanecer concentrado solo en la columna cervical o irradiarse a la cabeza, causando síntomas como mareos y náuseas o dolores de cabeza por tensión.

Puede irradiarse a los hombros provocando un dolor que puede irradiarse a las manos y en ocasiones se acompaña de síntomas como hormigueo en los dedos y pérdida de sensibilidad.

La región cervical también provoca rigidez en el cuello y entumecimiento general, lo que resulta en una severa disminución de la movilidad. Un cuello inflamado suele ir acompañado de frecuentes dolores de cabeza.

No debe subestimarse cuando el dolor de cuello intenso y persistente se acompaña de fiebre alta. Estos síntomas en realidad están relacionados con una infección meningocócica avanzada, por lo que es mejor consultar a un médico o acudir a la sala de emergencias de inmediato.

En algunos casos, con el tratamiento adecuado, el dolor de cuello desaparecerá después de unos días; pero en muchos casos, con un tratamiento inadecuado, puede convertirse en una patología crónica con frecuentes recaídas. Pero antes de hablar de remedios y tratamientos, veamos cuáles son las causas más comunes del dolor de cuello.

Principales causas del dolor de cuello

Ya hemos dicho que las vértebras cervicales que sostienen el cuello y la cabeza están afectadas, ahora veamos por qué esta zona puede inflamarse y causar dolor.

Por lo general, el dolor en esta área es de naturaleza traumática, pero también pueden contribuir otros factores como el estrés, la mala postura, poco (o ningún) ejercicio u otras afecciones médicas.

Por ello, en caso de dolor de cuello que persista o se repita con cierta frecuencia, tiene sentido una exploración minuciosa por parte de un especialista, que puede prescribir exploraciones específicas como la tomografía computarizada.

El dolor de cuello y la postura incorrecta para compensar también pueden provocar dolor de columna en otras partes de la espalda (por ejemplo, la columna lumbar). Por lo tanto, es necesario determinar cuál de los siguientes está causando el dolor de cuello:

  • Lesión: la causa más común es una lesión deportiva; durante la actividad laboral (levantamiento de pesos, carga y descarga); o tras accidentes de tráfico como el clásico latigazo cervical.
  • Flexión hacia atrás incorrecta: algunas personas tienen una deformidad en la espalda debido a lordosis, escoliosis o cifosis, lo que puede contrarrestar la carga incorrecta de la columna cervical. Por esta razón, los músculos, las vértebras y los nervios se inflaman con el estrés constante.
  • Postura incorrecta: un estilo de vida sedentario, sentado durante horas en un escritorio (o en el automóvil) conduce a una mala postura y al debilitamiento de los músculos de la columna cervical, que inevitablemente está muy cargada y es propensa a la inflamación frecuente. También incluimos en esta entrada la falta de ejercicio o la falta de alguna actividad deportiva, que sería más beneficiosa para mantener los músculos entrenados.
  • Enfermedades óseas: Algunos dolores, como el dolor de cuello, son propios de algunas enfermedades que afectan al sistema óseo. Estos incluyen la osteoartritis, la artritis reumatoide, la osteoartritis y la hernia de disco.
  • Maloclusión: En este caso, el cierre inadecuado de la boca que impide el correcto funcionamiento de la articulación temporomandibular (ATM) puede provocar tensión en el área de la cabeza y el cuello y, por lo tanto, inflamación. A menudo se asocia con dolores de cabeza recurrentes.

 

¿Qué hacer para prevenir o aliviar el dolor de cuello?

¿Existe una cura para el cáncer de cuello uterino? Evidentemente, la primera terapia para tratar la columna cervical es un estilo de vida saludable, es decir, minimizar los malos hábitos posturales y la actividad física. Veamos cómo tratar el cuello uterino, aplicando medidas mitigadoras que pueden prevenir el dolor cervical aguas arriba:

  • Adopta la postura correcta: ya sea que se siente en la oficina durante muchas horas o incluso de pie. En el primer caso, un descanso de una hora y ejercicios de estiramiento de brazos y cuello pueden ayudar. Una silla ergonómica y la altura adecuada del escritorio también pueden ayudar a reducir las malas posturas. En algunos casos, la gimnasia postural puede ayudar a corregir una mala postura.
  • Entrenamiento regular: Sería mejor practicar disciplinas que fortalezcan los músculos pero que también tiendan a estirarlos y relajarlos, como el yoga o el pilates. Si no tienes tiempo para ir al gimnasio, puedes encontrar muchas guías de estiramiento en línea que puedes hacer todos los días, incluso en casa.
  • entrenamiento de fuerza: Si en el trabajo tienes que levantar pesas a menudo, es bueno que, además de la ayuda mecánica, aprendas a levantar pesas correctamente, flexionando bien las rodillas y no haciéndolo con las piernas estiradas o rígidas. esto puede minimizar la ocurrencia de lesiones.
  • Transmitir byte nocturno: En el caso de una desalineación, se recomienda consultar a un ortodoncista que puede hacerle un juego de dientes personalizado para usar por la noche para reducir la tensión cervical.
  • Uso de almohadas ortopédicas: Esta puede ser una herramienta adicional para mejorar la postura durante el sueño y reducir el dolor de cuello causado por la tensión musculoesquelética.

Habiéndonos familiarizado con las medidas preventivas, veamos ahora cómo tratar la región cervical con medidas específicas. En este caso, se pueden utilizar métodos de tratamiento fisioterapéuticos, farmacológicos y finalmente farmacológicos y quirúrgicos.

 

Terapia física

Las medidas fisioterapéuticas ayudan con el cáncer de cuello uterino, que incluyen en particular:

  • Terapia de mensajes: es un tipo de masaje muscular y del tejido conectivo que sirve para aliviar la tensión y por ende la inflamación en los músculos y nervios de las vértebras cervicales.
  • Osteopatía: sirve para alinear las vértebras del cráneo y la columna vertebral para reducir el dolor y la inflamación debido a la mala postura y el equilibrio postural inadecuado.
  • Iontoforesis: es un método que utiliza electricidad para infundir el ingrediente activo en el área inflamada.
  • Acupuntura: se utiliza para estimular los puntos de anestesia mediante la inserción de agujas.
  • Tecarterapia: Es una terapia que genera calor desde el interior, mediante el paso de radiofrecuencias en los tejidos, que tienen un efecto estimulante de la vasodilatación y aumento del flujo sanguíneo, lo que desde el punto de vista técnico también conduce a una recuperación más rápida de los procesos inflamatorios.

Uso de analgésicos

Si el dolor se vuelve insoportable, la fisioterapia puede no ser suficiente y puede ir acompañada de analgésicos. Veamos cuál es el mejor remedio para el dolor de cuello y cuál es el más utilizado entre los remedios naturales y las medicinas reales.

  • Analgésicos naturales: El dolor de cuello a menudo requiere atención médica debido a su intensidad y duración. Los remedios naturales se consideran una opción adicional o están indicados en los casos en que El estrés a nivel de tensión muscular es la principal causa.

Así, entre los remedios naturales encontramos todas aquellas plantas que contribuyen a un efecto relajante y ansiolítico, como son:

  • manzanilla
  • Toronjil
  • valeriana
  • árbol de tilo

Además de las infusiones, que se pueden preparar a partir de las plantas citadas anteriormente, podemos encontrar relajantes musculares en forma de cremas y ungüentos: alcanfor, guindilla y árnica.

  • Medicamentos: Como ya se mencionó, el dolor de cuello, especialmente de naturaleza crónica, generalmente requiere un tratamiento farmacológico, que está claramente prescrito por un médico y tiene una duración claramente definida. Veamos cómo tratar el cuello uterino con medicamentos.

Para tratar el dolor:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE): que tienen efectos antiinflamatorios y analgésicos. Esta categoría incluye ibuprofeno, ácido acetilsalicílico, diclofenaco, etc.
  • Fármacos corticosteroides a base de cortisona (también locales o inyectables): prednisolona, ​​metilprednisolona, ​​etc.
  • Drogas: como codeína y tramadol.

Por lo tanto, no existe un mejor analgésico, pero este debe ser recetado por el médico de acuerdo con el grado y la duración del dolor de cuello, tratando de entender qué causa solo el dolor de cuello inflamado y combinándolos lo mejor posible. con terapia dirigida y ejercicio.

Tratamiento médico y cirugía

Finalmente, si el dolor de cuello es causado por la compresión de la médula espinal debido a la presencia de una hernia de disco, se podría considerar la intervención quirúrgica, la extirpación de la hernia de disco y su posterior reemplazo.

Por lo general, este problema puede ser el resultado de la artrosis, que tiende a desgastar los discos, o el trabajo agotador con cargas pesadas, lo que finalmente conduce a la presión y posterior fricción entre las vértebras.

Para este tipo de procedimiento, es bueno tomar un curso con un especialista que pueda determinar las causas del dolor de cuello y probar otras opciones antes de intervenir.

Uno de estos, que puede no ser crítico pero puede proporcionar al menos un alivio temporal, es la terapia de ozono. Consiste en introducir una mezcla de oxígeno y ozono en los espacios intradiscales, creando un cojín que reduce la presión sobre las vértebras desgastadas.

¿Te ha parecido útil esta comparativa?

Deja un comentario