fbpx

Productos antiescaras para prevenir las úlceras por presión

Los colchones antiescaras, los cojines antiescaras y otros artículos son una ayuda esencial para el bienestar y comodidad de los usuarios que tienen que estar mucho tiempo tumbados o sentados.

 

COLCHONES ANTIESCARAS

Este tipo de colchón antiescaras esta diseñado para personas que tienen que pasar mucho tiempo postrados a una cama. Ya sea por una lesión o por una enfermedad. También están diseñados para ancianos y dependientes.

En un sistema de descanso normal donde los puntos de apoyo ejercen demasiada presión sobre el paciente podría influir en la aparición de úlceras por presión en todos sus grados. En pacientes con periodos prolongados de inmovilidad para evitarlo están los colchones antiescaras.

Con el uso de un colchón antiescaras el peso se distribuye entre muchos puntos de apoyo gracias a los sistemas de celdas interconectadas, que generan un flujo de aire interno dejando un espacio entre el paciente y el colchón clínico. Logrando simular así una flotación natural sobre aire o fluidos.

En el mercado podemos encontrar diferentes tipos de colchón antiescaras.

 

COJINES ANTIESCARAS

Los cojines antiescaras son uno de esos productos te pueden ayudar a hacer la vida más fácil a una persona anciana, dependiente o con movilidad reducida.

Una de las ventajas de los cojines antiescaras es que ayudan para una correcta distribución de las presiones y además facilitan a que el usuario está en una posición correcta. De esta manera el cojín antiescaras ayuda a curar o a prevenir las úlceras por presión o escaras.

Hay una gran variedad de cojines antiescaras, para ver cuál es el más adecuado para el paciente es muy importante tener en cuenta la altura y el peso.

Hay una gran variedad de cojines antiescaras.

  • los bioplasticos de baja densidad
  • los antiescaras de flotación líquida
  • los de borreguito, los más tradicionales.

Los cojines antiescaras son un producto que no le debe de faltar a un anciano o a cualquier persona que tenga que estar mucho tiempo sentada o tumbada.

 

SABANAS ANTIESCARAS

Las sábanas antiescaras es uno de los productos para prevenir las úlceras de cubito y las escaras. Las personas con riesgo de padecer escaras o quienes ya las tienen agradecerán este tipo de sabana.

Son tejidos suaves y que ayudan a transpirar. Son ideales para utilizarlas en camas, sillas, sillones, camillas…

 

CODERAS ANTIESCARAS

Las coderas antiescaras están diseñadas para evitar que los codos tenga contacto con la cama.

Son utilizadas para la prevencion de escaras o ulceras por presión por personas que tienen que permanecer durante periodos largos de tiempo en una misma posición, y en la que los codos están en contacto con la cama.

 

 

MANOPLAS ANTIESCARAS

Las manoplas antiescaras ofrecen protección en manos y muñecas. Su fabricación es con material ligero, suave y agradable para que la persona que las utiliza no sufra con el roce.

Suelen ser antiolores, antihongos, antibacterias, antiácaros y antichinches. El mantenimiento de estas sábanas es sencillo.

  •  no se deben lavar con lejía
  • tampoco se deben de planchar
  • no limpiarlas en seco
  • hay que secarlas en posición horizontal
  • si se lavan en lavadora, muy importante utilizar un programa para ropa delicada
  • cepillarlas o sacudirlas y lavarlas a mano con agua fría sin productos abrasivos

 

CUÑAS Y POSICIONADORES POSTURALES ANTIESCARAS

Las cuñas antiescaras también llamadas posicionadores posturales, son productos que ayudan a colocar al usuario en diferentes posiciones. De esta manera se reduce la presión que ejercen la piel y los huesos en las zonas anatomicas con el consecuente problema de la aparición de escaras.

Las hay de diferentes tipos:

  1. para las úlceras de la cadera; cuñas para posición semi lateral
  2. para úlceras en los talones; soporte para el pie y taloneras con gel, planchas y estabilizadoras.
  3. para úlceras en la zona de la cabeza, del hombro y de la oreja; cojín tipo almohada.
  4. para úlceras en las rodillas; círculo, cilindro, cojín decúbito lateral posicionadores semiluna.

 

RESPALDOS ANTIESCARAS

Los respaldos antiescaras son ideales para la prevención de úlceras o escaras. La distribución de las presiones evita que la úlcera por presión o escara se produzca.

Suelen tener forma anatomica con lo que brindan un gran confort. Algunas llevan soportes laterales para proteger la zona dorsal y el soporte lumbar.

 

PROTECTORES DE OREJA ANTIESCARAS

Los protectores de oreja principalmente se recomiendan para liberar o eliminar la presión que ejercen la oreja y el oído sobre la almohada o cama.
Son muy útiles en casos como la condrodermatitis, después de una intervención quirúrgica o cuando hay riesgo de que aparezcan escaras.

Lógicamente los hay tanto para la oreja izquierda como para la oreja derecha.

Son muy sencillos de usar, son cómodos y también se pueden lavar.

 

 

ALMOHADAS CON AGUJERO ANTIESCARAS

Las almohadas con agujero para condrodermatitis están fabricadas con fibras de bambu biodegradables. Son muy beneficiosas para el sistema circulatorio, ayudando a una mejor circulación sanguínea.
Son transpirables, frescas, muy resistentes, ayudan a la regulación térmica, garantizan el descanso y además tienen propiedades fungicidas y antibacterianas.

 

TALONERAS, PATUCOS Y BOTAS ANTIESCARAS

Las taloneras, las botas y los patucos antiescaras sirven para prevenir o tratar las escaras o ulceras por presion.
La zona de los talones es propensa a ulcerarse en personas qué pasa en largos periodos tumbados en una cama.

Estos productos antiescaras ayudan a que haya menos presión en la zona del talón y permiten que el riego sanguíneo circule con mayor facilidad.

Otra de las zonas propensas y con riesgo de úlceras por presión son los dedos de los pies, en estos casos es recomendable utilizar las botas antiescaras.

 

¿Qué son las escaras?

Las escaras o ulceras por presión son lesiones o heridas que en el momento oportuno de tiempo toman la forma de una úlcera, provocando picor y la inflamación de la zona circundante.

Las escaras llamadas también  úlceras de de cúbito o llagas son lesiones en la piel que se producen por una presión prolongada sobre un plano duro.

La presión no tiene porqué ser de una intensidad elevada ni es independiente además de la postura, no necesariamente se producen las escaras porque el paciente este acostado. Se produce también por estar sentado o por estar reclinado.

El tema es que el paciente está siempre en la misma posición y evidentemente pues ahí es donde se va a producir el aumento de presión y de ahí luego viene la escara.

La zona de piel se ve afectada pero también es verdad que debajo de la piel el tejido que hay subyacente, tanto grasa como músculo, incluso hasta el hueso también afecta dependiendo del grado de la escala que tenga.

Hay distintos niveles, puede ser desde una lesión de la piel hasta heridas que llegan hasta el hueso.

Se ocasionan sobre todo en pacientes están postrados en la cama, que tienen problemas mentales, que no se pueden mover y que están inmovilizados durante mucho tiempo.

Si no se tratan adecuadamente las úlceras por presión pueden dar lugar a desarrollar signos de infección como pus. Esto se puede evitar manteniéndose limpio y seco y cambiando de postura con regularidad a fin de evitar la presión en un área en particular.

Estás úlceras se producen sobre todo en las personas que están confinadas a su cama o a una silla de ruedas durante largos periodos de tiempo. Las úlceras por presión afectan a menudo las nalgas, los omoplatos, la piel a lo largo de la columna vertebral, las partes posteriores de los brazos y las piernas, la parte superior de la cabeza, espalda baja, talones y tobillos y la piel detrás de las rodillas.

Se deben practicar medidas de higiene estrictas para promover la curación de las úlceras por presión y reducir el riesgo de infección. También se pueden utilizar algunos remedios caseros fáciles para minimizar las molestias y favorecer la curación. Además es muy recomendable la supervisión médica adecuada.

 

  • Agua salina, para ayudar a que las úlceras por presión se curan más rápido limpia las llagas con agua salina. Las úlceras por presión que no se limpian adecuadamente son más propensas a la infección y la inflamación. El agua salina reducirá el exceso de líquido y también ayudará a deshacerse de la piel muerta suelta. Mezcla dos cucharaditas de sal en una taza de agua, deja cocer, luego deja que se enfríe. Utiliza esta solución para limpiar el área del cuerpo afectada, deja que el área se seque completamente, luego cubre con un vendaje, repite un par de veces al día.

 

  • Aloe vera. el Aloe Vera se puede utilizar para controlar la infección en las úlceras por presión. Debido a sus propiedades curativas y relajantes también puede promover la curación. Además mantiene la piel afectada hidratada lo que asegura una rápida recuperación. Corta y abre una hoja de Aloe vera y extrae el gel. Aplica este de gel sobre la zona afectada y frota suavemente durante unos minutos, deja que se seque por si solo, a continuación limpia con un paño limpio y húmedo, repite tres veces al día.

 

  • Miel. la miel tiene propiedades antisépticas naturales y también puede calmar la piel donde hay escaras leves, puede aliviar el dolor, reducir la picazón y promover la cicatrización. La miel también puede reducir el riesgo de infección. Prepara una mezcla espesa con cantidades iguales de miel y azúcar, aplica esta mezcla a la zona del cuerpo afectada y cubre con un vendaje limpio, sigue este tratamiento una vez al día.

 

  • Sello de oro. en la medicina alternativa la hierba sello de oro a menudo se recomienda para el tratamiento de las úlceras por presión, proporciona un efecto calmante en las llagas y también ayuda a reducir el dolor y la inflamación. Además sus propiedades antisépticas ayudan a prevenir la infección. Prepara una taza de té de hierbas agregando una cucharadita de polvo de sello de oro en una taza de agua caliente, cuela y deja que se enfríe, utiliza el té para limpiar la herida dos veces al día, esto ayudará a secar las escaras rápidamente.

 

  • Cambiar posiciones. Cambiar la posición del cuerpo de vez en cuando va a reducir el estrés y la presión sobre la piel que puede irritar las úlceras existentes. También reduce el riesgo de desarrollar nuevas llagas. Si tienes suficiente fuerza superior del cuerpo puedes volver a colocarte tú mismo cada pocas horas usando un dispositivo como una barra de trapecio. Si estás en una silla de ruedas trata de cambiar el peso cada 30 minutos. Los cuidadores deben utilizar ropa de cama para ayudar a levantar y reposicionar para reducir el riesgo de fricción y heridas. Esto debe hacerse cada 2 a 3 horas.

 

¿Por qué se producen las ulceras o escaras?

Como hemos comentado se producen por una presión prolongada que se ejerce entre lo que es la superficie dura, que normalmente es la cama, o bien en el asiento si el paciente está sentado, y el hueso. Entonces el tejido que hay entre el hueso y la superficie dura, que es el músculo y/o la piel sufre un aumento de presión y esto lleva a la salida de úlceras por presión o escaras.

¿Este momento de presión qué es lo que produce?

Produce un bloqueo circulatorio, la circulación se ve se ve interrumpida, tanto el riego que llega, como el riego de retorno y por eso se produce la úlcera.

Normalmente, externamente lo que se puede ver sobre todo son zonas enrojecidas, que es como empieza. En una zona enrojecida que cuando se cambia al paciente de posición no remite, sigue enrojecida la piel, y eso está indicando que hay sangre que está debajo que no se retira.

Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo.  Evidentemente dependiendo de la posición en la que más tiempo permanece el paciente, hay una zona donde se van a ver más afectadas.

Si el paciente está sobre todo acostado boca arriba hay unos puntos donde la presión aumenta, en la zona de la cabeza, en la zona de la espalda, en los codos, en el coxis y en los talones. Esto si el paciente esta acostado boca arriba.

Si el paciente está acostado lateralmente los puntos de presión son laterales, a nivel de la oreja, a nivel del hombro, en la parte de la cadera, a nivel de la rodilla y a nivel de los talones.

Los talones siempre tienen presión sea la posición que sea. Es una zona que pongas al paciente como lo pongas, siempre tiene un punto de apoyo fijo el talón.

En la posición de sentado,  sería la parte de la espalda, codo, el coxis, la parte de los muslos y en los talones.

Si está reclinado lo mismo, volvemos a lo mismo, los puntos de apoyo, codo, la parte de la cabeza, también en la parte de los glúteos, coxis y talón.

Luego hay productos específicos para todas estas zonas.

Aparte de la presión que tiene la zona, hay otra serie de factores que incrementan o agravan el proceso.

 

¿Qué factores son los que los que agravan el proceso de las úlceras?

  • La edad avanzada, son personas normalmente mayores que tienen problemas circulatorios, con lo cual la tendencia a sufrir la úlcera o que se produzca es bastante frecuente.
  • La inmovilidad, al ser de edad avanzada las personas se mueven poquito
  • La persona que va a estar mucho tiempo tumbada o sentada y que no sea mayor, pero que va a ser movilizado durante mucho tiempo.
  • La incontinencia,  porque la humedad favorece mucho el tema de la formación de las escaras
  • Bajo nivel de conciencia, no son conscientes de la posición que tienen, a lo mejor les está molestando y no cambian de postura porque no son conscientes de ello.
  • El consumo de determinados medicamentos, normalmente son pacientes que tienen una medicación crónica, por ejemplo mucha farmacoterapia con corticoides que favorecen la aparición de escaras. Afectan a la circulación y desencadena el proceso
  • Aceptación mecánica
  • Alteraciones psicosomáticas, los pacientes no se pueden mover
  • Otras causas diversas como puede ser también la genética, y otras que no están catalogados en ningún punto.

 

¿Se pueden evitar las úlceras o retrasar la aparición?

Aunque evidentemente una persona que esté durante mucho tiempo acostada o todo el día, es muy difícil que le salgan.

¿Y a qué nivel podemos actuar para evitar las escaras?

Sobre todo se debe de actuar con los cambios posturales, cambiar al paciente, si está acostado, intentar cambiarlo de lado, si está de lado izquierdo, intentar cambiarlo de posición al lado derecho y al revés, moverle las piernas, los brazos, examen diario de la piel.

Es muy importante que la persona que lo está cuidando haga una evaluación del estado general que tiene el paciente de la piel, porque hay zonas que a lo mejor aparecen enrojecidas y no se quita esa coloración de la piel que está indicando que ahí abajo la circulación no funciona bien y eso a la larga crea la aparición de la úlcera.

Puntos a tener en cuenta

  • La higiene de la piel. Hay que mantener la piel seca y limpia
  • La alimentación. Hay que intentar darle una dieta equilibrada
  • Factores ambientales, la temperatura y la humedad, el tema del sudor,  si la temperatura es excesiva, estos factores influyen mucho  y favorecen la aparición de las úlceras.
  • El uso de dispositivos con nivel de presión, productos y accesorios para aliviar el problema e intentar retrasarlo lo máximo posible.

¿Cuáles son estos dispositivos?

  • Los cojines antiescaras
  • Los colchones antiescaras
  • Otra serie de artículos

Cojines antiescaras, los hay de distintos materiales. Los más tradicionales y los que más se venden son esos que son como una imitación de la lana, es como una fibra que parece como la piel de borreguito. Hay unos que son de piel de borrego autentica (son carisimos) y apenas se venden porque son muy caros.

En el mercado ya hay mucha fibra sintética que se asemeja mucho a la lana natural de borrego. Las hay redondas, las hay de collarín que se llama, cuadrado con agujeros o cuadrado normal. Recomendar uno u otro depende sobre todo de a que nivel tiene la úlcera.

  • Otro tipo de cojín antiescaras son los de gestación líquida o gel líquido.
  • Cuadrado
  • Cuadrado de herradura
  • El de material viscoelástico que está también ahora para el tema de colchones y para el tema de cojínes.  Viscolástico por lo mismo, porque distribuye la presión, no es una fuerza vertical.
  • De aire con válvula o bomba de inflado, estos son celdillas que se llenan de aire independiente. Estos antiescaras sobre todo lo utiliza mucha gente que tiene que estar mucho tiempo en silla de ruedas.
  • Los colchones antiescaras, para la gente que está en cama mucho tiempo. El colchón antiescaras es una colchoneta no un colchón físico, es para ponerlo encima del colchón que tenga la persona normal en la cama. Es una colchoneta que tiene celda igual que la que hemos dicho anteriormente. Tienen celdas independientes que están conectadas a un compresor de aire que tiene dos gomitas, una hecha aire y la otra lo vacía.
  • Colchón de alta generación, esto sí es un colchón colchón, esto no iría encima de otro colchón, aquí las celdillas son cilindros horizontales. Van conectados a un compresor que va cambiando lo que es el flujo de aire para cambiarle la presión en la zona.  Normalmente se utiliza en pacientes que están muy graves o muy mayores,  que tienen ya un alto nivel de que tiene todo el cuerpo lleno de escaras.

Por ejemplo en pacientes que están quemados para favorecer la cicatrización que no se puede mover y demás utilizan este tipo de colchón.

  • Otros dispositivos,  como hemos visto en función de la posición que tenga el paciente, por ejemplo las sabanillas antiescaras o sábanas antiescaras que las hay de distintos tamaños, para poner en el colchón o bien en la almohada
  • El respaldo para la silla, para evitar las escaras en la zona de la espalda
  • Productos para los brazos y las piernas
  • Taloneras que las hay de distintas formas, tenemos la tradicional y talonera con cuña en la cama
  • Los patucos
  • Las botas

 

Recomendaciones para evitar úlceras por presión

Las principales recomendaciones para evitar una úlcera por presión es sobre todo una buena alimentación, y que el paciente beba por lo menos en el día un litro y medio o dos.

Cuando esta tumbado en la cama, sobre todo que la sábana este bien estirada y que no quede ningún tipo de arruga.

Es muy importante tanto aparte de cuidar al paciente, que el cuidador como tal tengo una buena mecánica corporal, en referencia a  los movimientos que realiza el cuidador cuando este trasladando al paciente.

Es importante que el cuidador tenga esto en cuenta porque sino las lesiones van a ser mucho mayores para él que para el paciente.

Si el paciente en esta posición boca arriba,  separar los brazos un poco del tronco y de esa manera evitar toda las zonas de presión. En este caso, en esta posición, las principales áreas de presión del paciente van a ser:

  • la cabeza en la zona occipital
  • la zona de las escapulas
  • la zona en la parte sacra
  • glúteo mayores y menores
  • las piernas
  • los talones

En este caso lo que va a hacer usted si no cuenta con las herramientas necesarias  para cambiar el paciente de posición es utilizar las mismas sabanas o telas que se tienen en el hogar, haciendo una especie de rollos.

Estos rollos o accesorios cuando el paciente está boca arriba se utilizan en determinadas posiciones, en este caso lo podemos utilizar detrás de la espalda, por debajo de las piernas, y por último abajo del tendón de Aquiles.

Otra posición que vamos a tener en cuenta e cuando el paciente está de lado. Colocamos la mano derecha sobre la almohada, y la izquierda sobre otra almohada de manera que le haga una especie de soporte.

Entre las piernas es importante que la separemos con una almohada amplia y suave. El paciente puede estar en esta posición entre 1 hora y media y 2 horas.

Otra posición que podemos realizar en el paciente para evitar las úlceras por presión, es la posición boca abajo. Esta va a depender de la condición clínica del paciente., no a todos los pacientes se les puede colocar boca abajo.

Cuando el paciente está en esta posición boca abajo. lo que hay que hacer es poner la cabeza a un lado del cuerpo y no sobre la almohada para evitar que el paciente se ahogue

Las palmas de las manos deben estar abiertas sobre la almohada, y despues vamos a proceder con el mismo rollo que utilizamos en las posiciones anteriores en diferentes partes del cuerpo. En este caso vamos a colocarlo debajo del pecho, debajo de la cadera y debajo de las piernas por la zona del tobillo.

Esto va a asegurar como las otras posiciones que la presión quede totalmente distribuida y que el paciente no vaya a sufrir una úlcera por presión.

Cuando se tiene el paciente sentado en una silla de ruedas o se va a sentar en una silla, es importante que mantenga la posición recta de la espalda del paciente, colocando la espalda sobre el espaldar de la silla. No dejando los pies cómo se dice al aire, colgando, si no colocando un banquito o apoyo, o algo que haga que la persona descanse los pies sobre ese sobre ese sitio.

Esto hace que disminuya la circulación en los miembros inferiores, en las piernas, y así que más pronto se rompa la piel.

Periódicamente sobre todo cuando se realiza el baño, o cuando se está haciendo el aseo al paciente, deberá revisar que la piel no esté seca y para ello deberá utilizar cremas hidratantes, bien concentradas, que permitan que el paciente dure con la piel hidratada al menos de una hora y media a 2 horas.

 

 

Cerrar menú
Cerrar panel