fbpx

El tema del sueño en el adulto mayor siempre a generado controversia, se dice que suelen dormir mal, que presentan insomnio, que duermen menos de lo que dormimos a lo largo de la vida.

  • Camas electrónicas artículadas
  • Colchones
  • Almohadas y cojines
  • Barandillas y protectores
  • Botas, patucos y taloneras
  • Artículos geriátricos
  • Varios

 

¿Pero que hay en realidad en relación al adulto mayor?

El hecho más frecuente es que cambia la expresión de su sueño, es decir, suelen ir a la cama más temprano de lo que lo hacían en otros momentos de la vida, porque ya no tienen que levantarse temprano, ya no tienen horarios fijos de actividades.

Y esto les facilita irse a dormir temprano. Suelen despertar también muy temprano, antes de que amanezca, entre las 4 y las 6 ya lograron cubrir su ciclo de sueño. Y como muchos miembros de la familia siguen dormidos entonces empieza a preocuparle creyendo que están desarrollando el insomnio.

Otro elemento importante a considerar, es que el adulto mayor durante el día hace microsueños, o bien puede hacer una o dos siestas como lo hacen los niños en edad preescolar o más pequeños, vuelven a hacer siesta los adultos mayores.

Y entonces la siesta puede reducir la necesidad del sueño nocturno, lo que podemos entonces mencionar al respecto es que duermen diferente, no necesariamente todo adulto mayor duerme mal.

En relación a los trastornos del sueño, tienen tantos como en otro momento de la vida. Hay adultos mayores que son roncadores, hay adultos mayores con insomnio, con algunas otras alteraciones como los de movimientos de extremidades y piernas inquietas que se hacen muy recurrentes.

Trastorno conductual del sueño MOR. El sueño MOR es aquella etapa profunda de sueño en la que estamos soñando. En esta se inhibe el tono muscular en todos nosotros, en la mayoría de la gente, pero en algunos adultos mayores se mantiene el tono muscular de tal forma que actúan sus sueño. Y este actuar de los sueños generalmente va en una actitud defensiva para ellos, o para alguien de la familia y suelen hacerse daño.

Cualquiera de estos trastornos como en otro momento de la vida, tienen solución. Es muy importante que si nuestra familia, alguna persona mayor, tiene alguno de estos trastornos, reciba la atención adecuada para lograr en lo que les queda de vida, dependiendo de su edad, prolongar la expectativa de vida y dárselos con adecuada calidad de vida.

La fisiología del sueño se va modificando conforme avanza la edad. Recordemos que uno de los factores importantes y siempre presentes, es que, como que los adultos mayores se van haciendo pequeños, como que se encogen, eso tiene que ver con un deterioro natural en su masa corporal, en su estructura ósea y en sus órganos internos. El cerebro también produce un cambio importante, disminuye la cantidad de neuronas, disminuye el peso, el tamaño del cerebro y con ello los ritmos cerebrales más grandes o más profundos.

El sueño de ondas lentas caracterizado por ondas grandes, disminuyen en el adulto mayor. Es en términos de la estructura de las etapas del sueño, lo que es más claramente perceptible cuando hacemos estudio del sueño en las personas mayores.  Pero esto no demerita su calidad de sueño, es lo que requieren dormir y es la manera en que duermen, y por eso es que no todas las personas mayores tienen alguna alteración del sueño.

En este momento de la vida, como en otros, si no se trata un trastorno de sueño demedita la calidad de vida, la afecta significativamente, con fatiga, con irritabilidad, con mal humor, con falta de placer para disfrutar sus actividades, su estado de ánimo se viene abajo. Y entonces, se vuelve un círculo vicioso. Cuando hay eso, debemos revisar la manera en que están durmiendo, el lugar en el que están durmiendo.

Muchos de los adultos mayores no cambiaron nunca su colchón. Algunos ya son viudos y siguen durmiendo en el mismo colchón.

Las condiciones de higiene y confort deben de ser optimas, las almohadas, los colchones, la cama… recordando que el adulto mayor pasa más tiempo que en otros momentos de la vida en la cama. No solamente la noche, se acuestan en diferentes momentos del día. Hacen siestecitas, buscan descansar aún cuando no se duerman…

El dormir en el adulto mayor es tan importante como en cualquier otro momento de la vida. No debemos dejar de lado que es necesario procurarles las mejores colecciones de descanso. Para que si están con nosotros o aún en una casa de reposo, en una casa de cuidados para adulto mayor que cada vez son más frecuentes. Revisar las condiciones en las que están durmiendo porque por supuesto que esto va a terminar un control adecuado de los padecimientos que tengan, un descanso correcto y con ello una mejor calidad de vida y un aumento importante en su expectativa de vida.

No debemos olvidar que dormir es necesario e importante desde que nacemos hasta que morimos. El adulto mayor es una población en la que parece que se nos olvida esta importancia. Recordemos que ellos también necesitan descansar y necesitan recuperarse como en cualquier momento de la vida

 

Cómo decorar un dormitorio de una persona mayor

Así como cuidamos la decoración de un dormitorio que sea la adecuada para un bebé recién nacido, un niño de edad infante y un matrimonio, también es sumamente importante poner atención en cada detalle de la decoración de un dormitorio para personas mayores o ancianos.

Para nosotros es toda una dicha, poder compartir el lugar con nuestros abuelos o padres cuando ya llegan a la tercera edad y es por eso que queremos complacerlos en todo.  A esta edad ellos necesitan de un descanso mucho más especial ya que quizás la edad vino acompañada de algunos dolores y enfermedades que así lo requieren.

Por lo que una decoración de un dormitorio que cumpla con sus necesidades de comodidad y confortabilidad es una de las mejores formas que tenemos de complacerlos.

 

Pero la decoración de un dormitorio para personas mayores también debe priorizar la seguridad. La idea es crear un ambiente donde ellos quieran descansar de forma cómoda pero también segura.

Siendo que muchos sufren de movilidad reducida y nosotros somos los encargados de mejorar su calidad de vida. Además, el llegar a esta edad es signo de alegría y felicidad. Por lo que la decoración de un dormitorio para personas mayores debe representar esto en sus colores y formas, de modo que los ancianos disfruten de su espacio en la casa, llenándose de animo y vida para continuar.

Al tener que elegir un estilo para decorar dormitorios de personas mayores debemos ir a lo más clásico y tradicional. La elección de una cama correcta será fundamental para un buen descanso. Al tratarse de personas de la tercera edad lo más recomendable es que se trate de una cama amplia, que les permita recostarse cómodamente evitando las caídas.

Además también debemos seleccionar un colchón confortable, de características que satisfagan las necesidades del abuelo, ya que dependiendo de la persona pueden ser mejor los colchones duros o blandos.

Es necesario que el dormitorio sea espacioso y tengo pasillos libres para el tránsito. No recargues demasiado la habitación con adornos y muebles. Tampoco te inclines por un estilo minimalista, porque a las personas de tercera edad quizás las haga sentir vacías y tristes, pues hay que reconocer que no es lo que más les gusta.  La idea primordial es que no haya nada que pueda estorbarles el camino de modo que evitemos tropezones y caídas.

La iluminación también es muy importante, en una decoración de un dormitorio para personas de tercera edad no hay nada mejor que la iluminación natural, por lo que se recomienda que las cortinas sean delicadas, para permitir el paso del sol, pero por otro lado también se necesita de una buena iluminación artificial para que el ambiente sea más práctico y seguro.

Cerrar menú
Cerrar panel